EA dice que hará frente a "la oleada de neoliberalismo que ha originado la crisis económica"

PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS)

El candidato de EA en la lista electoral de Europa de los Pueblos-Verdes Sabin Intxaurraga afirmó hoy que su partido hará frente en la Unión Europea a "la oleada de neoliberalismo que quiere aprovechar la situación de crisis económica y financiera originada por el propio neoliberalismo, que ha intentado ganar dinero a espuertas a través de movimientos especulativos en el sector financiero".

Así, Intxaurraga aseguró que su candidatura impulsará "la regulación del mercado para que todo el mundo tenga acceso a unas condiciones de vida dignas" y subrayó que estará "en contra de cualquier iniciativa que vaya a recortar derechos sociales".

El candidato de EA se comprometió a "trabajar por una Europa social, progresista y de izquierdas, una Europa social que afiance las señas de identidad del Estado de bienestar, que posibilite la igualdad de todas las personas, tengan más o menos recursos económicos, para tener garantizado el acceso a la educación gratuita, a la sanidad o a la cultura".

Igualmente, expresó su apuesta por "una Europa por el pleno empleo, de calidad y seguro, con prestaciones por desempleo dignas para aquellos que se han quedado sin trabajo y unas pensiones dignas para los que han trabajado a lo largo de su vida".

Por su parte, Mikel Irujo, eurodiputado en la presente legislatura, defendió la importancia de que los ciudadanos voten en las elecciones del 7 de junio y subrayó que el Parlamento Europeo es "la única institución supraestatal en el mundo que es elegida por sufragio universal y es el único instrumento de control democrático de la Unión Europea".

Irujo destacó que el Parlamento Europeo "ha sido fundamental para salvaguardar derechos sociales básicos y para bloquear muchas de las iniciativas que venían de una Comisión Europea liderada por la derecha más recalcitrante, representada por Durao Barroso, y que pretendían mermar muchos de los derechos adquiridos durante décadas por los ciudadanos europeos".

No obstante, el dirigente de EA advirtió de que, por ejemplo, la directiva de la jornada laboral de 65 horas semanales, que ya fue rechazada por el Parlamento Europeo, "volverá, porque ahora mismo el Consejo de Europa la está estudiando, seguramente a la espera de que se puedan conformar nuevas mayorías en el Parlamento para poder volver al ataque".

Por ello, Irujo señaló que estás elecciones son, "si cabe, mucho más importantes que las anteriores, porque estamos ante una oleada liberalizadora en la Unión Europea que abarca todos los sectores y necesitamos un Parlamento fuerte, con una presencia fuerte de partidos que quieran frenar esta oleada que va en contra de los logros obtenidos por los trabajadores".