El Congreso da luz verde al inicio de la reforma legal para suprimir en seis meses el 'callejero etarra'

El PP aprovecha para pedir la disolución de los ayuntamientos de ANV, lo que los demás ven como "el primer mitin" de la campaña vasca MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El Pleno del Congreso aprobó hoy por unanimidad la toma en consideración de la proposición de ley pactada por PSOE y PP y que garantizará que en un pazo de seis meses sean retirados de las calles del País Vasco y Navarra todos los símbolos que enaltezcan a ETA o sus miembros. Pese a que la iniciativa fue presentada bajo la firma de PSOE, PP, el grupo de ERC, IU e ICV, Coalición Canaria y UPyD, recibió el respaldo de todos los diputados de la Cámara con el objetivo de trasladar a las víctimas del terrorismo su "apoyo, respeto y libertad". Precisamente, el debate fue seguido desde la tribuna de invitados por representantes de las víctimas, como el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Juan Antonio García Casquero. El texto, que inicia hoy su tramitación en el Congreso y para el que ahora se abrirá un plazo de enmiendas, pretende modificar la Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo para obligar a las administraciones públicas a retirar los símbolos dedicados a ETA o sus miembros en un plazo máximo de seis meses. El diputado socialista Miguel Ángel Buen explicó que la lucha contra el terrorismo no debe limitarse a la condena de los atentados sino que además hay que garantizar que no se permitan los honores y homenajes a terroristas "por parte de ninguna entidad pública y privada". En su intervención, el diputado socialista leyó una carta escrita por la hija de Isaías Carrasco, asesinado por ETA el 7 de marzo del pasado año, en la que mostraba su deseo de acabar con el terrorismo gracias a la unión de todas las fuerzas políticas. Buen apuntó esta misiva como "un aldabonazo" a la aprobación de esta iniciativa como "un mensaje" de rechazo a los terroristas. EXTENSIVO A TODOS LOS TERRORISMOS Además, adelantó que en el plazo de enmiendas el PSOE propondrá algunas "mejoras" del texto inicial y anunció que una de ellas pedirá que la prohibición de enaltecimiento y homenaje sea extensiva a todos los grupos terroristas y no sólo de ETA, aunque reconoció que ésta es "desgraciadamente" la organización terrorista que tiene "mayor apoyo social" en España. El diputado del PP Alfonso Alonso manifestó también su alegría por el consenso obtenido con esta iniciativa y recordó que está apunto de comenzar la campaña electoral en el País Vasco, que se realizará en "condiciones impropias para una sociedad democrática" porque muchos de sus candidatos tendrán que trasladar sus mensajes "amenazados por el fanatismo terrorista". Por ello, enfatizó que es "especialmente oportuno" que esta iniciativa para eliminar el 'callejero etarra' se debata antes de las elecciones autonómicas del País Vasco y subrayó que se trata de "una oportunidad" para trasladar un mensaje de unidad contra el terrorismo "y la lucha para las libertades". Además, afirmó que también se trata de "un homenaje" a las víctimas del terrorismo, a las que apuntó como "un referente moral" en la sociedad española", y alabó su labor para la eliminación de los homenajes a terroristas ocupando el espacio que dejaba "la desidia y la cobardía de los representantes públicos". RECTIFICACIÓN DE LA POLÍTICA ANTITERRORISTA En su intervención, el diputado 'popular' aprovechó para insistir en la reclamación de su partido de disolución de los ayuntamientos gobernados por Acción Nacionalista Vasca (ANV). Así, aunque reconoció que el Gobierno ha hecho esta legislatura "una rectificación" de su política antiterrorista, reclamó que esa "rectificación" sea "cada día más profunda". De esta forma, reclamó "no más omisiones y no más desidia" en la disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV y reiteró que para el PP esto podría hacerse gracias al artículo 61 de la Ley de Bases de Régimen Local. "No es congruente quitar placas y a la vez dar miles de euros para ANV", criticó. Esta reclamación provocó el rechazo de PNV y CiU, que criticaron al PP por hacer "uso partidista" de esta iniciativa. El diputado del PNV Emilio Olabarría acusó a Alonso de haber hecho "el primer mitin electoral" de las elecciones vascas, algo que calificó como "perverso". "Utilizan que el Pisuerga pasa por Valladolid para introducir otros elementos políticos", censuró antes de acusar también al PP de intentar "patrimonializar" el dolor de las víctimas del terrorismo. Para justificar que esto "no es cierto", recordó que el Parlamento Vasco ya aprobó una iniciativa "muy similar" a la del Congreso. En el mismo sentido, la diputada de CiU Mercè Pigem criticó que el diputado del PP utilizase el debate elementos "partidistas", aunque celebró la unanimidad de todos los grupos parlamentarios y enfatizó que ésta es "absolutamente imprescindible" porque el objetivo de ETA es precisamente "la desunión de los demócratas". AMPLIA MODIFICACIÓN DE LA LEY DE VÍCTIMAS Por su parte, la diputada de UPyD, Rosa Díez, también hizo un llamamiento al consenso y recordó que eso supondrá apartar en ocasiones aspectos "de posición partidaria" para sustituirlos por otros que obtengan el apoyo de todos los partidos. Según defendió, la ley de víctimas debe ser reformada en más puntos, entre otros, para ampliar el concepto de víctima del terrorismo para incluir a los amenazados o las víctimas de los denominados 'secuestros exprés'. A su juicio, debería pedir el reconocimiento como víctima todo el que se sienta así, y explicó que esto no conllevaría ayudas económicas sino únicamente "un reconocimiento moral". Asimismo, hizo hincapié en la responsabilidad civil de los terroristas y reclamó que se establezca algún mecanismo para vigilar su patrimonio y garantizar que paguen a sus víctimas las indemnizaciones a las que son condenados. El diputado de UPN advirtió además que esta iniciativa es "insuficiente" y deja fuera algunos actos de reconocimiento que reciben los etarras, como aquellos que son nombrados hijos predilectos por los ayuntamientos de sus municipios o las pintadas a favor de la banda realizadas en la calle "y que nadie se atreve a quitar". Por último, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, reconoció que "echa de menos iniciativas más proactivas contra terrorismo" y señaló que, aunque la condena de los atentados es unitaria, "todavía no se ha dado un paso más para compartir no sólo el dolor y la solidaridad sino también para combatir la estrategia terrorista".