El portavoz del Gobierno canario advierte de que el presupuesto "no va a ser óbice" para aplicar medidas anticrisis

Marrero destaca que el Ejecutivo "de momento no tiene que pagar nada" de las sentencias perdidas porque "no son firmes" LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 9 (EUROPA PRESS) El portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero, advirtió hoy de que la ficha financiera "no va a ser óbice" para que se puedan aplicar medidas anunciadas en el Parlamento por el presidente del Ejecutivo regional, Paulino Rivero, para intentar paliar la crisis económica. En declaraciones a la Cadena Ser y recogidas por Europa Press, Marrero reclamó a la oposición socialista del PSOE "el mismo papel que el Gobierno central reclama del PP" y de que en "unas circunstancias históricas y críticas los intereses partidistas se dejen para los períodos electorales y ahora entre todos salir de esto lo mejor parados". "Estamos en un momento en el que el partidismo es caduco", aseveró. El también viceconsejero de Comunicación señaló que Rivero adelantó medidas económicas "de tramitación" y a partir de ahí iniciará rondas de reuniones con agentes económicos y sociales y con la oposición. En todo caso "si al final no se llega a acuerdo, después de haber hecho el esfuerzo de consenso, el Gobierno aplicará las medidas porque lo que no puede ser es que porque no haya consenso nos quedemos todos paralizados mirando cómo la crisis nos devora", aseguró el periodista. Asimismo, incidió en que las reuniones a celebrar los próximos días con sindicatos, patronales y el PSC-PSOE son "una respuesta a una sugerencia planteada desde el PSOE en el sentido de aplicar reformas al Régimen Económico y Fiscal (REF) en varias líneas de actuación para usar el REF como herramienta" contra la crisis. Recordó que Rivero anunció que este año hay mil millones de euros para invertir en obra pública, un importe que "sí tiene ficha financiera y la novedad en esa cuantía es que las obras van a ser declaradas de interés general y, por tanto, la tramitación será urgente", aseguró Marrero. En su opinión, "no es el momento ahora de estar en confrontaciones sino de que todos pongan lo mejor de sí mismos y se analice la viabilidad" de medidas que se planteen y su aplicación. MANTENER 35.000 EMPLEOS Igualmente, resaltó que el Ejecutivo regional ha dispuesto "entre 50 y 60 millones de euros a efectos de mantener 35.000 puestos de trabajo y que van a salir del presupuesto de este año". A este respecto, señaló que el año pasado se anunciaron medidas para ayudar a 9.000 familias que por su precariedad económica no pudieran atender los pagos y se se dispusieron para ello cuatro millones de euros. Asimismo, subrayó que la Estrategia para el Empleo supuso el pasado año la creación de 15.613 puestos de trabajo con 21 millones de euros y para este año se prevé la creación de 18.000 empleos. Respecto a los más de 200.000 parados en las islas, Marrero indicó que "en los últimos doce meses el paro en Canarias ha crecido un dos por ciento menos que la media nacional, mientras que en los últimos seis meses el diferencial es aún mayor". Por otro lado, respecto a los pleitos judiciales perdidos por el Gobierno de Canarias en los dos últimos años, Marrero insistió en que la administración regional "de momento no tiene que pagar nada porque ninguna de las sentencias es firme". "Están en su tramitación jurisdiccional, en algunos casos recurridas ante el Tribunal Supremo y ya veremos al final del todo proceso judicial en qué termina esto, si el Gobierno tendría o no que pagar", aseguró Marrero, para quien "decir que el Gobierno se enfrenta a una deuda de x millones es una inexactitud". Igualmente, resaltó que "no es exacto que el Gobierno regional pierda todas las sentencias". No en vano, reiteró que en relación a la moratoria ha habido cuatro sentencias ganadas por el Gobierno regional con cantidades que oscilan "desde los 180 millones de euros hasta los 7 millones de euros".