El PSOE cierra filas con el Gobierno de López en Euskadi por coherencia política

  • Madrid, 18 abr (EFE).- El Comité Federal del PSOE ha cerrado filas hoy con el proyecto del PSE en el País Vasco y con el futuro Gobierno de Patxi López, al entender que se trata de una cuestión de "coherencia política" y "casi de una obligación ética, moral y democrática" que se inaugure un nuevo tiempo en Euskadi.

Madrid, 18 abr (EFE).- El Comité Federal del PSOE ha cerrado filas hoy con el proyecto del PSE en el País Vasco y con el futuro Gobierno de Patxi López, al entender que se trata de una cuestión de "coherencia política" y "casi de una obligación ética, moral y democrática" que se inaugure un nuevo tiempo en Euskadi.

Precisamente "coherencia democrática" ha sido la expresión más escuchada en la reunión de la dirección federal socialista, que aprobará la candidatura del PSOE para las elecciones europeas y que también ha reflexionado sobre los acontecimientos políticos de los últimos meses.

Relevancia especial han tenido los resultados de las elecciones vascas del pasado 1 de marzo y la apertura de una "nueva era" en Euskadi con el Gobierno del socialista Patxi López, tal y como ha sido definida por muchos de los dirigentes del PSOE.

"Hacemos lo que debemos y lo podemos proclamar con convicción y orgullo", ha dicho en su discurso inicial el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, para argumentar que en este caso su partido ha sacrificado su "comodidad parlamentaria" en aras de la defensa de los intereses generales de la sociedad, la paz y la libertad.

Mediado el turno de intervenciones -han solicitado la palabra una treintena de miembros del Comité Federal-, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha explicado en rueda de prensa que todos los participantes han evidenciado su satisfacción por que "se inaugure un nuevo tiempo político" en Euskadi.

Un nuevo tiempo que los socialistas abren con voluntad de diálogo con todas las fuerzas y con la ambición de que el nuevo Gobierno vasco deje atrás una etapa de frentismo, ha garantizado Pajín.

Incluso algunas de las intervenciones han puesto el acento en que si no hay libertad en el País Vasco, no la hay en ninguna comunidad, una estimación compartida por Pajín, en cuya opinión el cambio en Euskadi no será sólo "tremendamente positivo" para la sociedad vasca, sino para todos los españoles.

López ha tenido el apoyo explícito de los presidentes de comunidades autónomas gobernadas por los socialistas y de los secretarios regionales, y él ha correspondido con un discurso "muy emotivo", según fuentes presentes en la reunión.

También ha recordado López que el PSE lleva 30 años luchando por la libertad, la paz, la convivencia plural y el diálogo, y se ha preguntado qué clase de partido sería el suyo si no hiciera posible el "sueño" de cambio que los vascos expresaron, en su opinión, en las elecciones del 1 de marzo.

López entiende que los socialistas vascos pueden recoger ahora los frutos de estos treinta años de trabajo, con una ocasión que más que una oportunidad ve como "casi una obligación ética, moral y democrática" derivada de la lectura de las urnas.

Se ha comprometido, además, a cumplir "escrupulosamente" con los principios socialistas y con los compromisos recogidos en su programa electoral, que será la base de su Gobierno, en el que, según ha anunciado, incluirá a algunos independientes.