El PSOE, decidido a restringir la deducción por vivienda y "sorprendido" por el rechazo de PP y CiU

Ningún grupo anticipa su apoyo a la medida y el PNV y CC se reservan el sentido de su voto hasta ver las ofertas "negro sobre blanco"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados cuenta con recabar los apoyos suficientes de cara a la tramitación de los propuestas de resolución del Debate del estado de la Nación para que prospere la propuesta del Gobierno de limitar las deducciones fiscales por compra de vivienda a las rentas inferiores a los 24.000 euros, y se mostró "sorprendido" por el rechazo expresado a esta idea por parte de PP y CiU.

En declaraciones a Europa Press, la portavoz de Vivienda del PSOE en la Cámara Baja, Ana Fuentes Pacheco, incidió en que esta restricción es necesaria para emprender un cambio de modelo productivo, como sostuvieron ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor.

Fuentes Pacheco aseguró además que los responsables en materia de Vivienda del PP y CiU son conscientes de la pertinencia de acabar con esa desgravación, mientras que el líder de los 'populares', Mariano Rajoy, abogó por "mantenerlas y mejorarlas".

"Él sabe muy bien que acabar con las deducciones es lo que hace falta", aseguró Fuentes Pacheco, quien restó importancia a las posiciones expresadas hoy por ambos grupos y recalcó que su grupo trabajará en función de las propuestas de resolución que finalmente se presenten.

EL PP QUIERE AUMENTAR LAS DEDUCCINES AL 25%

Rajoy no concretó esta mañana de qué manera prevé "mejorar" estas deducciones, si bien el PP ha traído varias propuestas al Congreso desde el arranque de la legislatura que proponían aumentar hasta el 25%, frente al 15% actual, la deducción en el IRPF y elevar la base de la deducción desde los 9.015 euros actuales a 10.000 euros.

Por su parte, CiU exigirá que se mantengan las deducciones tal y como están, porque su supresión es "ineficaz y discriminatoria" para las rentas medias, aunque no pedirán que se eleven, pues consideran que coinciden en el diagnóstico aportado ayer por el presidente del Gobierno acerca del "sobredimensionamiento" del sector.

Ambos contarán con el apoyo de la diputada de UPyD, Rosa Díez, quien ve "antisocial" la restricción de las deducciones y augura un efecto contraproducente por su desaparición, por lo que se muestra partidaria de mantenerlas, e incluso de elevarlas.

Por su parte, el diputado de ICV Joan Herrera, cuya formación comparte grupo parlamentario con ERC e IU, criticó esta tarde el "tope" fijado por Zapatero para la supresión de las deducciones, si bien incidió en que las mismas "no se podían mantener toda la vida".

EL PNV AGOTARÁ EL PLAZO

Las formaciones que operan en comunidades con un régimen fiscal propio, y por lo tanto menos afectadas por esta medida, todavía no han definido su postura. Especialmente importante resulta el caso del PNV, cuyos seis diputados pueden hacer que se decante la balanza hacia un lado u otro.

En este sentido, el portavoz de Vivienda de los nacionalistas vascos, José Ramón Beloki, indicó que su formación no decidirá sobre las propuestas de resolución que se votarán el próximo martes hasta que no no estén registradas, para l oque hay de plazo hasta mañana a las 17.00 horas.

Aun así, advirtió que el diagnóstico de Zapatero sobre la relación entre deducciones y burbuja inmobiliaria no se aplica al País Vasco, aunque, tras recordar que esta comunidad cuenta con un régimen fiscal propio, incidió en que lo que se aplique allí no tiene por qué relacionarse con lo que el PNV apoye para el resto de España.

NA BAI LO VE MAL PLANTEADO Y CC ELECTORALISTA

En una línea similar se expresó la diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, quien calificó la medida de "mal planteada" y llamó la atención sobre el hecho de que está provocando disensiones entre el Gobierno y las propias filas del PSOE, "como ha ocurrido en Navarra".

Por su parte, la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, aseguró que el destino prioritario del esfuerzo fiscal del Estado "debe ir dirigido a la creación de empleo", e incidió en que el anuncio de Zapatero y la respuesta del PP, responden únicamente a la cita electoral para las elecciones europeas del próximo 7 de junio.