ERC formaliza en Estrasburgo la denuncia contra España por opacidad sobre la Casa Real

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

El diputado de ERC en el Congreso, Joan Tardà, acompañado por la secretaria de Política Internacional de ERC, Marta Rovira, formalizó hoy ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo la denuncia contra el Estado por su "opacidad" al vetar preguntas en torno a la Casa Real

En un comunicado, ERC justificó que su demanda pretende responder a la "negativa" de la Mesa del Congreso, con el aval del Tribunal Constitucional (TC), a tramitar preguntas e iniciativas parlamentarias sobre el Rey y la Casa Real.

Fundamenta su demanda en la "vulneración del derecho a un proceso equitativo" previsto en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales. Tardà opinó que, con esta denuncia, ERC "consigue poner encima de la mesa el primer gran debate sobre la opacidad del funcionamiento de la administración monárquica".

El diputado independentista presentó en abril de 2007 un centenar de preguntas al Gobierno en torno a fiscalidad, uso de patrimonio público, ingresos atípicos y competencia lingüística de la Casa Real, entre otras materias.

También presentó una proposición no de ley para ser debatida en la Cámara baja para instar al Gobierno a presentar la liquidación presupuestaria de la Casa Real el primer trimestre de cada año.

Pero la Mesa del congreso, que en aquel momento presidía Manuel Marín, no admitió a trámite ninguna de las iniciativas sobre la Monarquía con los votos de PSOE, PP y CiU, argumentando la condición de inviolable y no sujeto a responsabilidad que la Constitución española da al Rey.

ERC explica que días después fue nombrado un interventor civil de la Casa Real, pero Zarzuela lo desvinculó absolutamente de las iniciativas de ERC. Tardà volvió a presentar las mismas iniciativas a la Mesa del Congreso, que las rechazó de nuevo, por lo que el diputado republicano pidió amparo al TC, que tampoco admitió a trámite la demanda pese a que el magistrado Pablo Pérez Tremps se desmarcó de esta decisión.

"Con esta acción se ha demostrado que es posible desde la coherencia y la perseverancia acabar con la gran hipocresía y la gran mentira consolidada desde la transición de querer hacer creer que no es posible poner en cuestión desde la democracia y la modernidad las grandes trampas heredadas desde la transición", aseveró.

Además, deploró que los partidos que han "legitimado el postfranquismo" hayan optado por "hipotecar la radicalidad democrática" en favor del mantenimiento del statu-quo que "el republicanismo catalán jamás ha legitimado".