Escudero advierte a Chaves que "no se puede hacer un modelo marcado por exigencias de una CCAA"

MURCIA, 23 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular (GPP) en el Senado, Pío García-Escudero, afirmó hoy en Murcia que "no se puede hacer un modelo de financiación autonómica que venga marcado por las necesidades o exigencias de una Comunidad Autónoma". En este sentido, advirtió al vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, que "es imposible compatibilizar bilateralidad y multilateralidad" en la negociación del nuevo modelo.

García-Escudero se pronunció así sobre las declaraciones que ayer realizó Chaves, quien aseguró que la bilateralidad y la multilateralidad en la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica "son compatibles", tras el encuentro que mantuvo con el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, para tratar el asunto de la financiación autonómica.

Y es que, a juicio del portavoz del GPP en el Senado, el modelo de financiación "tiene que ser de todos, para todos y entre todos", por lo que recalcó que "una parte no puede exigirle a todo el resto una serie de condicionantes y exigencias".

Igualmente, opinó que "parece responder más a las necesidades partidistas del Gobierno, a la búsqueda de apoyos parlamentarios de Zapatero en el Congreso y Senado, al mantenimiento del Ejecutivo de la Generalidad de Cataluña que no a lo que exige la Constitución del cumplimiento de una serie de principios que son intocables: el de cooperación, solidaridad e igualdad".

Es por ello por lo que auguró que si Chaves "en este recorrido que está haciendo por todas las CCAA, va a repetir el papel que hizo el ex ministro de Economía, Pedro Solbes, hace muy poco tiempo, de recorrerse también las CCAA e ir diciendo que sí a todo el mundo, al final se quedará en nada, ya que, entre otras cosas, con la crisis económica que hay es muy difícil atender a las necesidades y requerimiento de todo el mundo".

En esta misma línea, García-Escudero, que realizó estas declaraciones en la Región tras presidir la constitución del Grupo Territorial de senadores del PP por Murcia, enfatizó que "todo el mundo tiene derecho a pedir, a plantear al Gobierno unas exigencias que son lógicas", tras lo que puntualizó que el Ejecutivo de la nación "tiene que hacer valer ese principio de igualdad, de solidaridad y de cooperación sin darle ventaja a una o dos comunidades sobre el resto".

Por último, subrayó que "si se hubiera mantenido por parte de Zapatero el modelo de 2001, y si cada año se hubiera ido actualizando en función de los aumentos de población de Murcia, de la Comunidad Valenciana, Andalucía, Madrid o Cataluña, no habría los problemas que está habiendo ahora de reivindicación de atrasos, de deuda histórica, de todas aquellas prestaciones que han tenido que ir haciendo los gobiernos de las CCAA en función de esos aumentos de población que se han venido produciendo".