Financiación.- ERC pide responsabilidad a PSC y CiU para no repetir "errores" del Estatut

BARCELONA, 23 (EUROPA PRESS) El secretario general de ERC, Joan Ridao, expresó hoy la "preocupación" de la ejecutiva del partido por como avanza el debate y la negociación de la financiación, y apeló a la responsabilidad de CiU y PSC para que no repitan los "errores" del Estatut. En rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva del partido, Ridao alertó de que la creciente tensión en torno al debate de financiación hace que se "empiece a revivir un esquema como el del debate del Estatut". Es decir, que temen que CiU, tras elevar el tono de las reivindicaciones, llegue a un acuerdo a la baja directamente con el Gobierno con la connivencia del PSC. "Debe bajar el suflé. Hay demasiados nervios", indicó Ridao, que criticó que es precisamente cuando más presión tiene el Gobierno --en minoría y sin alianzas estables en el Congreso-- y, en consecuencia, "más propicia" es la situación para la parte catalana y cuando más "exigente" es el Govern, cuando "menos apoyo" recibe de CiU. Lamentó que es justo en este escenario favorable a la parte catalana que los partidos catalanes están "más desunidos y fracturados" y más afloran los "tacticismos", en alusión directa a CiU, a quien avisó que "no puede pedir milagros" en financiación. Reprochó a la federación que le "preocupe más que haya elecciones (catalanas) que la financiación". Después de que CiU alertara de que en el primer año de aplicación del nuevo modelo, Catalunya debería recibir 3.500 millones de más --frente a los 1.200 que rechazó el Govern--, Ridao dijo que si ERC hubiera creído que el Estatut "mediocre" que pactó el líder de CiU, Artur Mas, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "podía proporcionar" esta cifra, no lo habrían rechazado. Eso sí, avisó de que las cifras no pueden ser utilizadas como "ariete". Pero las advertencias de ERC fueron dirigidas también hoy a sus socios del PSC, a quienes alertó de que "no pueden desconocer en qué lado de la negociación están, como pasó con el Estatut". "La vacuna de los errores del Estatut debe servir para algo", subrayó, y alertó al PSC de que, "llegado el momento", deberá utilizar sus 25 diputados en el Congreso para presionar al Gobierno. "El PSC no se puede inmolar por Zapatero y por el PSOE, sino que debe estar al servicio de la causa de los partidos catalanes", avisó. "Demasiadas veces PSC y CiU han utilizado lo que debían ser victorias de país como victorias de partido" para "boicotear" temas "estratégicos" para Catalunya, deploró, y les llamó a no repetir este esquema. Como también avisó al Gobierno de la determinación del Govern de que en ningún caso aceptará un acuerdo de financiación a la baja por "fatiga" y "asfíxia financiera". La tensión política creciente sobre la financiación --además, los críticos de ERC exigen un referéndum para decidir si el partido avala el acuerdo-- obligó hoy también a ERC a repetir que pretenden agotar la legislatura: "El Govern tiene mayoría sólida y cómoda, y las elecciones serán cuando tocan, en otoño de 2010". Mientras el conseller de Gobernación, Jordi Ausàs (ERC), dijo que el Govern debería levantarse de la mesa negociadora si en 15 días no hay acuerdo, hoy Ridao evitó referirse a este plazo, pero coincidió en que "llegará un momento" en que la parte catalana deberá "plantarse" y dejar de negociar. "Habrá que cerrar el capítulo cuando constatemos que no se avanza", subrayó, y avisó al Gobierno de que sería una "temeridad" que convocara el Consejo de Política Fiscal y Financiera sin acuerdo con Catalunya.