Griñan, un político de toda la vida, nuevo presidente andaluz

  • Sevilla, 22 abr (EFE).- José Antonio Griñán Martínez (Madrid, 1946), un histórico socialista con amplia experiencia parlamentaria y de gobierno, se ha convertido hoy en el cuarto presidente de la Junta de Andalucía, en sustitución de Manuel Chaves, a quien está muy unido en su trayectoria política y del que es amigo personal.

Sevilla, 22 abr (EFE).- José Antonio Griñán Martínez (Madrid, 1946), un histórico socialista con amplia experiencia parlamentaria y de gobierno, se ha convertido hoy en el cuarto presidente de la Junta de Andalucía, en sustitución de Manuel Chaves, a quien está muy unido en su trayectoria política y del que es amigo personal.

Griñan, abogado e inspector de trabajo, ha recibido hoy la investidura del parlamento andaluz y mañana tomará posesión del cargo en un acto al que se espera que asista Chaves en su calidad de vicepresidente tercero del gobierno y ministro de Política Territorial, un cargo que Jose Luis Rodríguez Zapatero le ofreció hace un mes y que ha obligado a su sustitución al frente del ejecutivo andaluz tras 19 años.

El nuevo presidente andaluz fraguó su vinculación con Andalucía durante su etapa de estudiante de Derecho en la Universidad de Sevilla, donde comenzó su carrera profesional como profesor de Derecho del Trabajo entre 1972 y 1975, cuando conoció a Felipe González, José Rodríguez de la Borbolla y Manuel Chaves.

Ingresó en el PSOE a comienzos de los años ochenta y tras el triunfo socialista en las primeras elecciones andaluzas, el 23 de mayo de 1982, fue viceconsejero de Trabajo de la Junta presidida primero por Rafael Escuredo (1982-84) y después por José Rodríguez de la Borbolla (1984-1986).

Permaneció en ese cargo hasta el comienzo de la segunda legislatura autonómica (22 de junio de 1986), fecha en la que fue elegido viceconsejero de Salud de la Junta de Andalucía.

Fue Chaves quien en 1987, entonces ministro de Trabajo y Seguridad Social, llamó a Griñan a Madrid para nombrarlo Secretario General Técnico de Trabajo y dar comienzo a sí a una dilatada vida política en común que se ha ido también afianzando en lo personal.

Cuando, tres años más tarde, Chaves fue elegido presidente de la Junta de Andalucía nombró a Griñán consejero de Salud (1990-1991).

En 1992, el hoy investido como nuevo presidente andaluz dio el salto a la política nacional como ministro del Gobierno presidido por Felipe González, primero en la cartera de Sanidad y Consumo (1992-1993) y después en la de Trabajo y Seguridad Social (1993-1996).

Tras permanecer durante dos legislaturas como Diputado por Córdoba, Chaves volvió a llamar a Griñán en 2004 para encargarle la titularidad de la Consejería de Economía y Hacienda en Andalucía, puesto que en la actual legislatura, iniciada en 2008, ganó peso con el cargo de la vicepresidencia segunda de la Junta.

En esta etapa en Andalucía, a Griñán le ha tocado lidiar con asuntos como las fusiones de las cajas de ahorro -que culminó con la de El Monte y San Fernando en Cajasol-, las negociaciones sobre financiación autonómica y la liquidación de la denominada "deuda histórica" además de afrontar una crisis económica que ha llevado a Andalucía a los primeros puestos de España en número de parados.

Cuando hace un mes Chaves le comunicó su deseo de proponerlo al PSOE como su sustituto como presidente de la Junta, los que lo conocen aseguran que la profesionalidad de este político 'de raza' ha pesado más que su deseo personal, confesado en círculos próximos en algunas ocasiones, de retirarse de la política tras las últimas elecciones para dedicarse a su familia (casado, con dos hijos y con varios nietos).