IU pide un plan de choque para contratar medio año a personas sin prestaciones

ZARAGOZA, 18 (EUROPA PRESS)

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, propuso hoy al presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, que elabore un "plan de choque" para que los Ayuntamientos contraten, durante medio año, a 1.300.000 trabajadores que han perdido su derecho a percibir la prestación por desempleo.

El objetivo es que los Consistorios contraten a estos trabajadores con una jornada de cuatro horas diarias y con un salario de unos 700 euros mensuales. Los nuevos empleados se formarían durante tres horas al día mediante cursos que impartirían los 50.000 licenciados y titulados de Formación Profesional (FP) que tampoco encuentran empleo ahora.

En un encuentro con los medios de comunicación mantenido esta tarde en Zaragoza, con motivo de su participación en unas jornadas interparlamentarias de la coalición, Cayo Lara anunció que la representación de IU en el Congreso de los Diputados presentará esta iniciativa dentro de sus propuestas de resolución a debatir como colofón al reciente Debate sobre el estado de la Nación.

El responsable federal de Izquierda Unida indicó que el dinero que se destinaría sería "una cifra pequeñísima" y recordó que el Gobierno de España aprobó conceder 50.000 millones de euros para que el sector financiero privado pudiera comprar activos tóxicos.

Según Cayo Lara, ni el presidente Zapatero ni el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, aportaron --en el Debate-- "nada" a los 77.000 ciudadanos que pueden ser desahuciados a lo largo del presente año y el millón de familias cuyos miembros, todos, están en el paro.

El dirigente de la coalición prosiguió afirmando que es "absolutamente triste y lamentable" que ni Zapatero ni Rajoy dijeran "nada" a "quienes están sufriendo las consecuencias de una crisis que no han creado", como son los trabajadores. En opinión de Lara, fueron "los banqueros" quienes quedaron satisfechos con el Debate de la Nación y el motivo es que "parece que no se van a tocar determinados privilegios".

Lara aprovechó para afirmar que si en España hubiera una banca pública las pequeñas y medianas empresas (pymes) no tendrían los problemas que padecen actualmente. Los bancos "siguen asfixiando", lamentó Cayo Lara, quien propuso inyectar 5.000 millones de euros de liquidez en las pymes.

Cayo Lara exigió que se impulse la vivienda pública de alquiler y que se elabore un plan de rescate de viviendas a precio de coste, a razón de 100.000 al año. El número uno de IU federal aprovechó para criticar a Mariano Rajoy, de quien dijo que "si tiene alternativa, debe ser muy secreta, no la conoce nadie".

El coordinador general de la coalición negó que la ayuda aprobada por Zapatero para fomentar la compra de vehículos guarde relación alguna con un verdadero cambio de modelo económico, como tampoco ocurre en el caso de la rebaja de los billetes de avión o la entrega de ordenadores a escolares. Sobre el mercado de la vivienda, Cayo Lara pronosticó que "algunos se han hipotecado tanto que les van a meter la letra por la rendija de la sepultura".