La Cámara de Diputados boliviana restringe a los parlamentarios el acceso a Internet

  • La Paz, 27 abr (EFE).- La Cámara de Diputados de Bolivia restringió a los parlamentarios el acceso a sitios de Internet como Facebook, una decisión que la oposición atribuyó hoy a una maniobra para ocultar un "error" del Gobierno relacionado con la trama terrorista que se investiga en el país.

La Paz, 27 abr (EFE).- La Cámara de Diputados de Bolivia restringió a los parlamentarios el acceso a sitios de Internet como Facebook, una decisión que la oposición atribuyó hoy a una maniobra para ocultar un "error" del Gobierno relacionado con la trama terrorista que se investiga en el país.

En una circular fechada el 20 de abril a la que tuvo acceso hoy Efe, la dirección de la cámara baja dictamina la restricción de acceso a los sistemas de mensajería Messenger y Mirc, a la red social Facebook, al portal de vídeos Youtube y a los sitios de intercambio de archivos Rapidshare y Megaupload.

El motivo de la restricción es que el uso de estos servicios provocan la "saturación del ancho de banda" con el que cuenta el Parlamento.

Sin embargo, algunos partidos de la oposición han expresado su rechazo a la medida y la relacionan con la polémica desatada días atrás, cuando el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, presentó la fotografía de un supuesto grupo armado en Santa Cruz que habría sido descolgada de Facebook.

Los protagonistas de esa imagen que exhibió Rada explicaron en varios medios de comunicación que son un grupo de aficionados al "airsoft", juego de simulación de combates al aire libre en el que se emplean armas de juguete que disparan proyectiles de plástico inofensivos.

El diputado Arturo Murillo, de la opositora Unidad Nacional (UN), dijo a Efe que las limitaciones a Internet que pretende la dirección de la Cámara suponen una restricción al uso de todo el potencial que ofrece la red para el trabajo de los parlamentarios

"Nos cortamos hacia el mundo si vamos a intentar cortar el Facebook, porque es una herramienta más de las millones que existen en Internet. Sería grave", concluyó el parlamentario centrista, que no dudó en atribuir la prohibición a la "barbaridad y error del ministro Rada".