La oposición se sale con la suya y frustra la elección de Greceanii como presidenta de Moldavia

  • Moscú, 20 may (EFE).- La oposición moldava se salió hoy con la suya y frustró, mediante el ausentismo, la elección en el Parlamento de la candidata de los comunistas a la jefatura del Estado, la ex primera ministra Zinaida Greceanii.

La oposición se sale con la suya y frustra la elección de Greceanii como presidenta de Moldavia

La oposición se sale con la suya y frustra la elección de Greceanii como presidenta de Moldavia

Moscú, 20 may (EFE).- La oposición moldava se salió hoy con la suya y frustró, mediante el ausentismo, la elección en el Parlamento de la candidata de los comunistas a la jefatura del Estado, la ex primera ministra Zinaida Greceanii.

La abanderada del gobernante Partido de los Comunistas (PC) de Moldavia obtuvo los votos de 60 legisladores, uno menos de los que necesitaba para ser elegida presidenta de la república, informó desde Chisinau la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

El segundo candidato, promovido también por los comunistas para darle carácter alternativo a la votación, el neurocirujano Stanislav Groppa, no consiguió ni un solo voto.

Según la Constitución de esa antigua república soviética enclavada entre Rumanía y Ucrania, el jefe del Estado es elegido por los diputados del Parlamento por mayoría cualificada de tres quintos, en decir con el respaldo de 61 de los 101 legisladores.

Antes de la votación, los diputados de las tres formaciones opositoras moldavas con representación parlamentarias -el Partido Liberal Democrático (PLD), el Partido Liberal (PL) y Nuestra Moldavia (NM)- abandonaron la sala del Parlamento de Moldavia para bloquear la elección de Greceanii, tal y como lo habían anunciado.

"La oposición es solidaria en la necesidad de bloquear la elección del presidente y de conseguir la celebración de elecciones parlamentarias anticipadas", declaró a finales del pasado mes de abril el líder del PDL, Vlad Filat.

Según Mihai Ghimpu, máximo dirigente del PL, la oposición tiene un "voto de oro" que pesa más que las 60 actas de diputados de los comunistas y el objetivo de las fuerzas parlamentarias opositoras es mantenerse cohesionadas para conseguir la celebración de nuevas elecciones legislativas.

En caso de que el Legislativo no sea capaz de elegir al presidente de la república en dos ocasiones, la Cámara es disuelta y se convocan nuevas elecciones legislativas.

La oposición denunció como fraudulentas las elecciones parlamentarias del pasado 5 de abril, tras las cuales se produjeron violentos disturbios en la capital moldava.

La estrategia de los opositores es transparente: conseguir que fracase también la segunda votación para elegir al presidente de la república, lo que conlleva la disolución del Parlamento y la celebración de comicios legislativos anticipados.

El líder comunista, jefe de Estado saliente y presidente del Parlamento, Vladímir Voronin, anunció que la segunda votación para elegir a su sucesor al frente de la Presidencia de Moldavia tendrá lugar el próximo día 28.

Agregó que el PC insistirá en la candidatura de Greceanii, aunque matizó que esa decisión será confirmada por el Comité Central del partido.

Voronin, en el poder desde 2001, no pudo postular a su reelección debido al precepto constitucional que impide el ejercicio de la jefatura del Estado por más de dos períodos consecutivos.

Sin embargo, en opinión de todos los observadores, el líder comunistas, partidario de que Moldavia sea estado asociado de la Unión Europea, seguirá siendo el hombre fuerte del país desde la presidencia de la Cámara.

La apuesta de Voronin por Greceanii, una funcionaria con una brillante carrera en la administración pública, sin militancia comunista, pero que continuará sus políticas, ha sido interpretada por los opositores como una delegación provisional de funciones forzada por el marco constitucional.

Hasta la votación de hoy los comunistas habían manifestado su confianza en que conseguirían el sufragio que les faltaba para elegir a su candidato presidencial y ni siquiera ofrecieron negociaciones a la oposición con ese fin.

Sin embargo, la cohesión de los grupos opositores ha obligado a los comunistas a cambiar de táctica y comenzar la búsqueda de compromisos.

Según la agencia oficial rusa Itar-Tass, el PC ha ofrecido a la oposición la vicepresidencia del Parlamento y la jefatura de cuatro de los diez comités legislativos.