Labordeta cree que Rajoy no tiene carácter para frenar el "follón" del PP

  • Madrid, 10 feb (EFE).- El cantautor, escritor y político aragonés José Antonio Labordeta ha opinado hoy que el líder del PP, Mariano Rajoy, no tiene carácter para poner freno al "follón tremendo" en un partido de gente con muchas ambiciones.

Labordeta cree que Rajoy no tiene carácter para frenar el "follón" del PP

Labordeta cree que Rajoy no tiene carácter para frenar el "follón" del PP

Madrid, 10 feb (EFE).- El cantautor, escritor y político aragonés José Antonio Labordeta ha opinado hoy que el líder del PP, Mariano Rajoy, no tiene carácter para poner freno al "follón tremendo" en un partido de gente con muchas ambiciones.

Labordeta ha expresado sus opiniones sobre la situación política con motivo de la publicación de su libro "Memorias de un beduino en el Congreso de los Diputados", publicado por Ediciones B, en el que recuerda su época como parlamentario por Chunta Aragonesista en la Cámara baja en la VII y VIII legislatura.

Como un beduino monegrino, se pasó ocho años contemplando las huellas de los ambiciosos, de los poderosos, de los divertidos y "viendo asombrado la caída de los tipos combativos y defensores de sus ideologías, mientras ascendían obedientes, lameculos y simplones", ha confesado en el texto.

La experiencia en el Congreso le ha dejado "muchos amigos" y le ha permitido descubrir "cómo es la política por dentro", aunque ha comentado que "cuando uno está fuera no la acaba de entender y cuando estás dentro la sigue sin entender".

Quizás comenzó demasiado pronto a perder la ingenuidad y comprender lo que le aseguraba su abuela, la monegrina: "la política es una madrastra sin entrañas", ha explicado.

El ex diputado de CHA (Zaragoza, 1935) ha evocado a un personaje "muy engreído" y "ególatra" como el ex presidente del Gobierno José María Aznar, quien "nunca jamás le dijo buenas tardes" en cuatro años, cuando pasaba por delante de él las tardes de los miércoles, y cada vez que le hablaba desde la tribuna se ponía a mirar su libreta.

Para Labordeta, uno de los "más torpes" desde el punto de vista político es el que fue presidente de la comunidad de Castilla y León, Juan José Lucas, "un hombre con pocas luces".

Entre los más inteligentes y perspicaces, ha citado al ex director del Fondo Monetario Internacional y miembro destacado del PP, Rodrigo Rato, con quien estaba "obsesionado" porque "o le sobraba cuello o le faltaba camisa", Iñaki Anasagasti (PNV), el ex vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, y todos los miembros del Grupo Mixto.

El político aragonés ha estimado que, en la actualidad, en el PP, hay "un follón tremendo", aunque "ellos lo niegan y dicen que la culpa de todo la tienen el PSOE y el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido", mientras Rodrigo Rato "se mantiene muy al margen de todo esto".

Ha recordado que, cuando lo nombraron presidente del PP, Rajoy "le caía bien porque fumaba puros", una característica propia de una persona "tranquila" y "con un sentimiento alegre de la vida", pero ha agregado que "este hombre no tiene carácter para poner freno a la gente con ambiciones que hay en su partido" y "parece que está navegando contra corriente".

Dentro del PP, se ha buscado a los aliados "menos luchadores y menos ambiciosos", como la secretaria general, María Dolores de Cospedal, o la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, que "no tiene el colmillo retorcido" cuando, de vez en cuando, en política, hay que tenerlo.

Mientras tanto, a juicio de Labordeta, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está "un poco desconcertado" con la crisis económica, pero tiene la ventaja de que "el PP no existe como partido".

Ha resaltado que si el PP tuviera la suficiente coherencia como para hacer oposición, el Gobierno lo estaría pasando peor con la crisis y el paro, pero el PP está preocupado con la historia del presunto espionaje y la supuesta trama de corrupción.

Labordeta milita en Chunta Aragonesista, donde "no le preguntan nada", lee mucho y se dedica a pasear, mientras prepara una novela negra "El crimen de la calle Boggiero" y un álbum con nuevas canciones de Joaquín Carbonell, La Bullonera y Labordeta.

Ha asegurado que pronunció de forma inconsciente la frase "¡A la mierda!" en una jornada "muy dura" en el Congreso y, aunque espera no tener tumba, ni mausoleo, ya sabe que éste puede ser su epitafio "y todos tan contentos".