Legisladores dominicanos votan por la prohibición constitucional del aborto

  • Santo Domingo, 21 abr (EFE).- Los legisladores dominicanos encargados de la modificación de la Constitución aprobaron hoy un polémico artículo que establece el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, con lo que proscribiría el aborto aun en los casos en que la vida de la madre corra peligro.

Legisladores dominicanos votan por la prohibición constitucional del aborto

Legisladores dominicanos votan por la prohibición constitucional del aborto

Santo Domingo, 21 abr (EFE).- Los legisladores dominicanos encargados de la modificación de la Constitución aprobaron hoy un polémico artículo que establece el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, con lo que proscribiría el aborto aun en los casos en que la vida de la madre corra peligro.

El artículo 30 del texto constitucional que se debate en la Asamblea Nacional Revisora, planteado en la forma en que solicitaron el Poder Ejecutivo y la Iglesia católica entre otros organismos, fue sancionado favorablemente por 167 asambleístas y rechazado sólo por 32.

"El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte", reza el artículo aprobado, que generó una gran polémica en el país por las encendidas posiciones hechas públicas por sus defensores y por quienes exigían su modificación.

Organizaciones de salud y defensoras de los derechos de la mujer, principalmente, pedían que el artículo fuera modificado para que legalizara el aborto terapéutico, el que se realiza en los casos en que la vida de la madre corre peligro.

Algunos de estos grupos reclamaron ante el Parlamento el derecho de la mujer a decidir sobre su embarazo y advirtieron que, de aprobarse el texto en la forma que se sancionó, quedaría abierta la posibilidad de prohibir la utilización de métodos anticonceptivos y se crearían las condiciones para vetar constitucionalmente los tratamientos de infertilidad.

Asimismo, consideraron que no permitirá realizar en ninguna medida investigaciones a partir de la manipulación de células madres, lo que cerraría el paso a los avances médicos para la cura de enfermedades a los ciudadanos dominicanos.

Esa postura fue apoyada por algunos políticos como la ex vicepresidenta dominicana, Milagros Ortiz Bosch, al considerar que la cúpula del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), al que pertenece, se trazó como "estrategia" rechazar el aborto terapéutico para "congraciarse" con la Iglesia católica.

Sin embargo, el rechazo al aborto terapéutico fue claro al juzgar por el voto de los asambleístas, donde el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) tiene mayoría relativa.

En uno de los momentos más álgidos del debate en torno al tema, el cardenal dominicano Nicolás de Jesús López llamó "carniceros" a los grupos médicos que favorecen el aborto terapéutico.

El purpurado llevó la voz cantante de los religiosos locales y advirtió a los legisladores que la mayoría del pueblo rechaza "cualquier" tipo de interrupción del embarazo desde su concepción.