Les Corts rechazan, con votos del PP, crear una ley que limite la recepción de regalos a cargos

  • Valencia.- Les Corts Valencianes han rechazado hoy, con los únicos votos del PP, una propuesta de resolución de Compromís en la que se proponía establecer por ley un régimen de recepción de obsequios y regalos por parte de los empleados públicos, cargos de confianza y directivos del Consell.

El PP impide debatir la reprobación de Camps y rechaza medidas de "regeneración"

El PP impide debatir la reprobación de Camps y rechaza medidas de "regeneración"

Valencia.- Les Corts Valencianes han rechazado hoy, con los únicos votos del PP, una propuesta de resolución de Compromís en la que se proponía establecer por ley un régimen de recepción de obsequios y regalos por parte de los empleados públicos, cargos de confianza y directivos del Consell.

El PP, que ha rechazado utilizar su turno de réplica, también ha sido el único grupo que se ha opuesto a otra propuesta de Compromís para establecer en la Generalitat "un régimen de incompatibilidades más estricto que el actual" que no permita a ningún alto cargo público contratar con empresas administradas por familiares y amigos.

La diputada de Compromís Mireia Mollà ha iniciado su intervención criticando el "plantón" que el president de la Generalitat, Francisco Camps, ha dado hoy a esta Cámara al no estar presente en la votación de las propuestas de resolución que se han presentado en el Debate de Política General.

Mollà ha explicado que su grupo se ha visto obligado a pedir la regulación de estas cuestiones porque al Consell "se le escapa sus obligaciones y la legalidad a la que tienen que someterse", y ha lamentado que "la realidad" les ha llevado a tener que exigirlo "de esta manera tan drástica".

"Algunos dicen que lo que necesita el PPCV y Camps son respuestas contundentes; yo creo que en esta Cámara necesitan una respuesta políticamente contundente", ha afirmado la diputada, quien ha pedido la dimisión del portavoz del PP, Ricardo Costa; del vicepresidente Vicente Rambla; y de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Por otra parte el diputado del PSPV Antonio Torres, durante la defensa de diversas propuestas de resolución de su partido sobre Dependencia y que han sido rechazadas por el PP, ha acusado al vicepresidente tercero y coordinador de la política social del Consell, Juan Cotino, de trabajar por el "interés de su familia".

En este sentido, ha informado de que la "empresa de la familia de Cotino" que se dedica a la gestión de residencias geriátricas "ha triplicado el número de plazas de 2006 a 2008", llegando a las "2.000 plazas y a los más de 6.000 millones de pesetas facturados al año".

Torres también ha acusado a Cotino de iniciar "una estrategia contra el Gobierno central que ha causado pérdidas irreparables a los dependientes" y de impedir a la oposición ejercer su derecho de control parlamentario negándole el "acceso a subvenciones que se dan a asociaciones que son correa de transmisión" del PP.

Los populares han apoyado una propuesta del PSPV en la que solicitaban la continuidad del trasvase Tajo-Segura y rechazaban su caducidad, tal y como incluye la reforma del Estatuto castellanomanchego, y han criticado que los socialistas no hayan respaldado la que ellos habían presentado en el mismo sentido.

El diputado socialista Francesc Signes ha explicado que su grupo no respaldó esa iniciativa porque también incluía la reivindicación del trasvase del Ebro, ante lo que el parlamentario del PP César Sánchez ha explicado que su partido busca una "solución integral al conjunto de problemas que tiene la Comunitat Valenciana en materia hídrica".

El PP también ha rechazado una propuesta de resolución socialista en la que instaban al president de la Generalitat a recibir a los familiares de las víctimas del accidente de la línea 1 de Metro Valencia, en el que murieron 43 personas y 47 resultaron heridas, ya que, según ha afirmado Sánchez, Camps ya se reunió con ellos "con intimidad, sin cámaras y sin focos".