Los 155 trabajadores de Pascual en Outeiro de Rei darán la batalla contra el ERE

  • Lugo, 9 may (EFE).- Ninguno de los 155 trabajadores de la planta lucense de Leche Pascual contempla la posibilidad de perder el puesto de trabajo y darán la batalla contra la empresa que ha planteado un expediente de regulación de empleo de extinción de contratos.

Lugo, 9 may (EFE).- Ninguno de los 155 trabajadores de la planta lucense de Leche Pascual contempla la posibilidad de perder el puesto de trabajo y darán la batalla contra la empresa que ha planteado un expediente de regulación de empleo de extinción de contratos.

Así lo decidieron, según informaron a Efe fuentes del gabinete de abogados que asesora al comité, en el transcurso de una asamblea de trabajadores celebrada en la mañana de hoy en la planta afectada por el ERE, localizada en el municipio de Outeiro de Rei.

Según informó a Efe el letrado de los trabajadores, Alberto Xullo Rodríguez Feixóo, la empresa expuso en el ERE los cuatro casos que se contemplan en el Estatuto de los Trabajadores: pérdidas económicas, argumentaciones técnicas, organizativas y de producción.

Sin embargo, el letrado tiene claro que "no hay base suficiente" para impulsar un ERE de extinción de contratos, y los trabajadores confían en que se haga inviable esta posibilidad que baraja la empresa y que ayer mismo trasladó a los comités de Lugo y Aranda de Duero (Burgos), durante una reunión mantenida en Benavente (Zamora).

Además, los trabajadores acordaron en la asamblea de hoy iniciar una campaña de concienciación de que el cierre de Pascual va más allá de los 155 trabajadores afectados y es "un problema social", que afecta, entre otros, a transportistas, comercio y entidades locales.

El próximo lunes, a las 19:00 horas, celebrarán una nueva reunión para reivindicar el apoyo de los sindicatos de clase, de los sindicatos agrarios y de la Xunta de Galicia.

Mientras tanto, Rodríguez Feixóo, insistió en que el ERE planteado por Pascual "no tiene los elementos necesarios para prosperar" y por lo tanto, dijo, "lo normal es que ese expediente sea rechazado y se mantengan los 155 puestos de trabajo".