ÚLTIMA HORA 13:28 El presidente de Italia encarga a Paolo Gentiloni la formación de gobierno

Luna se plantea querellarse contra la Mesa de las Corts por prevaricación si rechaza más preguntas

VALENCIA, 28 (EUROPA PRESS)

El portavoz del grupo socialista en las Corts Valencianes, Ángel Luna, afirmó hoy que si encuentra un "resquicio" legal presentará una querella criminal por prevaricación contra los tres miembros del PP en la Mesa de la Cámara autonómica --la presidenta, el vicepresidente primero y la secretaria primera-- por rechazar diversas iniciativas relacionadas con el caso 'Gürtel' a los grupos de la oposición a pesar de que existe una sentencia del Tribunal Constitucional que considera que en la legislatura anterior se vulneraron los derechos de los diputados al rechazar sin argumentación varias iniciativas.

Luna, que se expresó de esta manera en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, lamentó que la Mesa haya rechazado un total de 442 preguntas de los socialistas relativas a contratos de empresas de la Generalitat con empresas relacionadas con la investigación del caso 'Gürtel', con el argumento de que no son personas físicas ni jurídicas con trascendencia en el ámbito de la Comunitat Valenciana.

"Si encuentro un resquicio presentaré una querella criminal a los tres miembros de la Mesa que están votando rechazar este tipo de iniciativas porque no me dejan otra puerta", ya que "cuando alguien se empeña en que no haya debate político y quieren que los temas se lleven a los juzgados, habrá que llevarlos a los juzgados". En su opinión, Camps "se ha empeñado en llevar su asunto personal al juzgado" porque "no quiere debatirlo" en las Corts.

El PSPV presentó estas cuestiones de nuevo tras la sentencia del TC --ya fueron rechazadas por la Mesa antes de que se conociese el contenido de la misma y se presentó un recurso de reposición--, por lo que, a juicio de Luna, se produce, por parte del PP, "un desprecio a la legalidad" constitucional, al tiempo que calificó de "recalcitrante" la actitud de la Mesa. "Vivimos en un golpe de Estado permanente", apostilló.

El síndic socialista aseguró que "cualquier autoridad administrativa que hiciera lo que están haciendo los tres miembros de la Mesa automáticamente podría ser acusados de prevaricación". "Están jugando con la interpretación de que los parlamentarios no pueden incurrir en prevaricación en el ejercicio de su función parlamentaria", indicó. Sin embargo, comentó que es algo que va a estudiar porque "no tengo tan claro" que esto incluya a la función de los miembros de la Mesa a la hora de calificar un escrito.

Al respecto, explicó que a los parlamentarios "no les exigible la imparcialidad" en su función parlamentaria pero, a los miembros de la Mesa, en su opinión, "sí que les es exigible la imparcialidad a la hora de tramitar iniciativas parlamentarias". Luna consideró que "algún resquicio puede haber" para denunciar esta situación y "si lo encuentro, lo voy a aplicar", advirtió.

El responsable socialista explicó que la posible prevaricación de los tres miembros del PP en la Mesa de las Corts sería con posterioridad a la sentencia del TC porque "es evidente que es ilegal lo que están haciendo". "Ahora sí que saben que están actuando injustamente" porque lo ha dicho el TC, afirmó. Por ello, insistió en que hará "todo lo posible para cortar esta práctica por lo civil y lo penal".

Luna comentó que el único beneficiario de esta situación es el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y, en este sentido, argumentó que si la Mesa rechaza estas iniciativas a pesar de la sentencia es porque "alguien se lo ordena". Por ello, criticó que existe un responsable que "esconde" la verdad a pesar de que luego "vaya haciendo gala de dignidad ofendida". En realidad, añadió, "no es una persona honrada políticamente hablando".

"INQUISICIÓN PARLAMENTARIA"

Por su parte, el portavoz adjunto del PP en la Institución autonómica Rafael Maluenda, que defendió la posición de la Mesa de las Corts, indicó que en sus preguntas, los socialistas "hacen una relación siempre de empresas sin darse cuenta de que lo que determina en Reglamento -de las Corts-, amparado en la Constitución, es el control al Consell, no el control a las personas físicas o jurídicas", algo más propio, dijo, de un sistema de "inquisición parlamentaria".

Así, en "defensa a la intimidad" de esas personas físicas o jurídicas, la Mesa no tramitará estas cuestiones por no tener trascendencia pública en la Comunitat, apuntó Maluenda. Además, añadió que la sentencia del TC "en ningún momento ha determinado que la Mesa no tenga la competencia para calificar los escritos o interpretar si se ajustan al Reglamento". La sentencia "no quita autoridad a la Mesa ni legitimidad al Reglamento de las Corts", apostilló.

Además de estas iniciativas, la Mesa de las Corts ha rechazado los recursos de reposición de varias propuestas de Compromís también relacionadas con el caso 'Gürtel' y una interpelación sobre el modelo turístico valenciano. La síndica de la coalición, Mónica Oltra, afirmó que volverán a acudir al TC, aunque tengan que ir 10 veces, aseveró.