Mato asegura que el PP no se fía de los socialistas ni de si tendrán un "comportamiento coherente" en el País Vasco

MADRID, 22 (EUROPA PRESS) La vicesecretaria de Organización, Ana Mato, admitió hoy que su partido no se fía de los socialistas vascos al no estar "segura" de cuál es su posición política días antes de la votación de investidura a lehendakari ni de si tendrán un "comportamiento coherente" a partir de ese momento. De esta forma se pronunció la dirigente 'popular' en un acto con los jóvenes de Nuevas Generaciones en la sede nacional del partido para pedirles su plena implicación de cara a las elecciones europeas del próximo 7 de julio y en el que también hizo un repaso de los resultados electorales en Galicia y País Vasco. Mato señaló que los jóvenes del PP pueden sentirse "orgullosos" de su partido en el País Vasco y de quienes "ha entregado su vida por defender nuestra Constitución". Enfatizó así que los 'populares' vascos ha estado "siempre" a la altura de las circunstancias, hasta en los momentos más "terribles", por lo que ahora no será menos. "Hoy en un momento clave para el País Vasco, y de la historia de España, el PP vasco va a ser la llave del cambio en esta comunidad", subrayó la dirigente 'popular', para quien dicho "momento clave" exige a los populares "convicciones, coherencia y no desaprovechar la oportunidad de cambio". En este sentido, aseguró que en cualquier país europeo la situación política tras un resultado electoral como en el País Vasco se resolvería con un gobierno de coalición PSOE-PP, pero enfatizó que el PP "no va a condicionar el cambio a ningún cargo". Así, aseguró que su partido será "decisivo" para que Juan José Ibarretxe "se vaya a la oposición y no pueda utilizar el gobierno para defender nunca más proyectos independentistas", aunque apuntó a renglón seguido que su partido no se fía de los socialistas. "No estoy nada segura de cuál es la posición del partido socialista antes de la votación de investidura en el País Vasco, tampoco sé si después de la misma va a tener un comportamiento coherente. No me fío en absoluto de los socialistas", agregó la dirigente 'popular'. En cambio, Mato hizo hincapié en que al PP vasco le interesan los principios, la defensa de la libertad, el apoyo a la Constitución, la lucha contra la crisis y la derrota del terrorismo". "Y para defender esos principios vamos a ser firmes y decisivos en el País Vasco", reiteró la dirigente 'popular'. ILUSIÓN EN EL PP Durante su intervención ante los jóvenes militantes del PP, se refirió además a los resultados electorales en Galicia y la "ilusión" que ha generado en las filas del PP. Es más, a su entender, en España hay un "antes y un después" tras el 1 de marzo. "A cuántos de vosotros os han felicitado como si se hubiera tratado de unas generales", enfatizó. Por ello, solicitó a los jóvenes de Nuevas Generaciones que se "involucren" en estos comicios para que sean "una estación más en el camino que lleve a Mariano Rajoy a la presidencia del Gobierno". Para ello, les prometió "todos los medios" para evitar "perder un solo voto". Así, avanzó que la del 7 de julio será una campaña "austera" pero "muy generosa en esfuerzo personal". "Será una campaña cercana, pegada al terreno, iremos puerta a puerta, casa a casa y pueblo a pueblo para llevar nuestro mensaje", subrayó Mato, quien insistió en que el "PP puede volver a ganar". "Os pedimos que os reveléis democráticamente contra las mentiras, la frivolidad, la incompetencia y la incapacidad, contra quienes ofrecen un horizonte de paro y siguen negando la gravedad de la situación", remachó la dirigente 'popular' quien culpó a Zapatero que hoy España sea "líder en destrucción de empleo". ABORTO Mato acusó además al Gobierno de ocuparse en temas que no preocupan a la sociedad, como la memoria histórica o el aborto, con el único fin de "tapar su ineficacia". Así, tachó de "aberración" que se quiera permitir a una niña de 16 años abortar sin el permiso de sus padres y al mismo tiempo "se tenga la desfachatez de llamar a eso un avance social". En cambio, propuso otros asuntos relacionados con las mujeres que sí son una prioridad y "un derecho", como la equiparación salarial, la conciliación laboral o la lucha contra la violencia de género. En este sentido, advirtió del "distanciamiento" del Gobierno respecto a los ciudadanos transcurrido sólo un año de las elecciones. "A Zapatero sólo le interesa la publicidad, las mentiras y la demagogia y no le quita el sueño las tragedias de la sociedad. Por eso os pido compromiso contra la frivolidad y la competencia, porque Zapatero genera desconfianza en jóvenes, parados y pymes, hasta las fuerzas políticas huyen del PSOE para no contaminarse de su incompetencia", prosiguió. Reparó además que las comunidades autónomas tampoco se fían de Zapatero de cara a la reforma de la financiación autonómica al "engañarlas una a una" sólo para mantener su sillón en La Moncloa. "A Zapatero no le importa el paro ni crear agravios entre los territorios del Estado español", agregó. Mostró además su solidaridad con la familia de Marta del Castillo y admitió asistir "horrorizada" al relato de los hechos por los presuntos autores. A su juicio en democracia es "compatible" libertad y seguridad y abogó por modificar las leyes para "endurecer las penas" por este tipo de delitos y se cumplan íntegramente.