Pelosi admite por primera vez que uno de sus asesores le habló del uso del 'waterboarding' en 2003

Acusa a la CIA de haber "engañado" al Congreso pero los republicanos dicen que sus explicaciones "no son creíbles"

NUEVA YORK, 14 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero)

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, admitió hoy por primera vez que uno de sus asesores legales que asistió a uno de los briefings de inteligencia en el Congreso le reveló que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) había empleado el método del 'waterboarding' (ahogamiento simulado) durante el interrogatorio a un sospechoso terrorista.

Así lo aseguró en rueda de prensa en el Capitolio, en la que también acusó a la CIA de haber "engañado" al Congreso sobre los métodos que empleaban sus agentes durante los interrogatorios, muchos de ellos considerados torturas, y en la que volvió a pedir la creación de una 'comisión de la verdad' para investigar lo ocurrido.

Pelosi insiste en que sólo asistió a uno de esos briefings en septiembre de 2002 pero ahora reconoce que su asesor de inteligencia, Michael Sheehy, le informó cinco meses después del contenido de otra sesión de inteligencia en la que funcionarios de la Administración Bush explicaron que el ahogamiento simulado fue empleado por la CIA en el interrogatorio al sospechoso terrorista Abu Zubaydah.

Visiblemente nerviosa, la presidenta de la Cámara precisó que en aquellos años ofreció su apoyo a una carta enviada a la Casa Blanca por la congresista Jane Harman, por aquel entonces la principal demócrata en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, quien participó en otra sesión de inteligencia en febrero de 2003, misiva en la que expresa su preocupación por esas técnicas.

"ENGAÑO"

Ante las preguntas de los periodistas, Pelosi llegó a acusar a la CIA de haber engañado al Congreso con el asunto de las polémicas técnicas. "Sí, lo que estoy diciendo es que la CIA engañó al Congreso al mismo tiempo que la Administración (Bush) engañaba al Congreso sobre las armas de destrucción masiva en Irak", indicó.

Desde el bando republicano ya han salido a contestar a las acusaciones de Pelosi. El senador Kit Bond, del Comité de Inteligencia del Senado, afirmó que sus acusaciones no son creíbles. "Me temo que no recuerda lo que pasó. No sólo están los informes de la CIA sino otros congresistas que estaban ahí y que tienen otra visión al respecto, por eso sus explicaciones no son creíbles", indicó a la cadena Fox.

En todo caso la congresista volvió a subrayar que no sabía que prácticas como el ahogamiento simulado estaban siendo empleadas en los interrogatorios. "Me dijeron que habían aprobado varios métodos y que querían utilizarlos, pero no dijeron que estaban utilizando el 'waterboarding', insistió la presidenta de la Cámara, que volvió a pedir una 'comisión de la verdad'.

Pelosi es una de las principales partidarias de la creación de una comisión especial para investigar si los funcionarios de la Administración Bush violaron la ley al crear el entramado legal que terminó autorizando técnicas como el 'waterboarding' o la privación del sueño, una medida que incluso ha sido rechazada por muchas voces demócratas.