PNV reitera que López "está en manos" del PP

VIZCAYA/BILBAO, 5 (OTR/PRESS)

El pacto entre PP y PSE en Euskadi sigue dando que hablar. Esta vez ha sido el presidente del Bizkai Buru Batzar (BBB) del PNV, Andoni Ortúzar, que aprovechó la reinauguración del batzoki de Cruces para asegurar que el candidato del PSE a lehendakari, Patxi López, no es sino una marioneta "en manos" del PP y "va haciendo su camino hacia Ajuria Enea de mentira en mentira". Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka, advirtió hoy que el pacto "va a recomponer fuerzas" y "va a hacer que, desde el mundo nacionalista, esto se interprete clarísimamente como una opción por las trincheras".

Andoni Ortúzar ha dejado clara su opinión sobre el pacto contraído entre el PP y el PSE en un acto de inauguración en el barrio baracaldés de Cruces. Allí, insistió, como viene haciendo el PNV, en que López se encuentra "en manos" del PP y se va acercando a la presidencia vasca "mentira a mentira". Además, desmintió que el PNV sufriera ante la futura Lehendakaritza de Patxi López, tal y como éste declaró ayer en una rueda de prensa. En este sentido, afirmó que los jeltzales están "muy serenos, ni nerviosos, ni con malas digestiones, ni enfadados", sino dispuestos a realizar "una oposición responsable".

En concreto, Ortúzar acusó a López de haber dicho "dos mentiras" durante la rueda de prensa que ofreció ayer en Bilbao: en primer lugar, ante la afirmación de que "el PNV se niega en redondo a hablar", indicó que fue precisamente el partido jeltzale el que "llamó al Partido Socialista en primer lugar en la ronda de conversaciones", para ofrecerle "un pacto de estabilidad para las instituciones vascas, para traer estabilidad al gobierno y al Parlamento vasco". "Y fue el Partido Socialista quien rehusó porque ya tenía los 38 votos suficientes para llevar a Patxi López a la Lehendakaritza de la mano del PP", añadió.

En segundo lugar, Ortúzar aseguró que López mintió en cuanto a que "nada más" lleguen los socialistas a Ajuria Enea, "recibirá Euskadi la transferencia de las políticas activas de empleo" que no han sido transferidas, según dijo López, porque "el PNV y el Gobierno vasco han tenido una postura maximalista en esta materia". "Cabría recordar que si las políticas de empleo no están en manos del Gobierno vasco es porque, siempre que desde aquí se ha intentado la transferencia, el Gobierno español nos ha ofrecido esa transferencia en unas condiciones que no se corresponden con las del Estatuto de Autonomía", advirtió.

"UNA OPCIÓN POR LA TRINCHERA"

El que también opinó sobre el acuerdo PSE-PP fue el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka. Éste advirtió en una entrevista en la 'Cadena Ser', que el pacto "va a recomponer fuerzas" y "va a hacer que, desde el mundo nacionalista, esto se interprete clarísimamente como una opción por las trincheras", una percepción que "inevitablemente" se mantendrá "durante una buena temporada".

Reconoció, también, que puede ser "posible que haya habido un exceso en las expresiones" críticas contra socialistas y populares por parte de los dirigentes del PNV, pero que no son más que reflejos de la "sorpresa" de la formación jeltzale ante los últimos movimientos realizados por el Partido Socialista, cuyo único objetivo, dijo, es "lanzar" a la opinión pública y al mundo nacionalista vasco el "mensaje de que la única política posible es la de frentes nacionales".

Antes de reiterar el "planteamiento responsable y constructivo" que el PNV mantendrá como partido de la oposición, Erkoreka apostilló que las declaraciones vertidas ayer por el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, en las que aseguraba que "las verdaderas bases que se esconden" tras el pacto "son la manipulación del Estado de Derecho, la mentira, la ambición personal, el odio y el revanchismo hacia los demás", fueron fruto de la "sorpresa inmensa" que se ha llevado por la actitud de los socialistas, si bien es cierto que pudo "excederse" en las expresiones.

Por último, el portavoz jeltzale quiso dejar claro que López no va a conseguir "lo que ningún Gobierno vasco anterior a él no haya conseguido", sino que se a va a "plegar a las pretensiones de Madrid y, a partir de ahí" no podrá "exhibir grandes triunfos en el ámbito de las transferencias, porque quedan pendientes los traspasos más complicados".

"PLEGADOS" AL PP

La portavoz de Aralar, Aintzane Ezenarro, concedió hoy una entrevista en Deia en la que también manifestó su postura frente al pacto. En sus declaraciones, Ezenarro advirtió que el PSE "no puede pedir responsabilidad al resto" de formaciones políticas después de haberse "plegado "al PP para lograr la Lehendakaritza. Asimismo, explicó que la huelga general anunciada por los sindicatos nacionales "hay que entenderla en la clave sindical y social", pero no como un ataque al futuro Gobierno vasco del PSE.

Respecto al hecho de que Aralar haya quedado fuera de la Mesa del Parlamento vasco, reconoció su sorpresa y explicó que considera "denunciable que aquellos que están reivindicando que se respete el principio de proporcionalidad para sí mismos" en este órgano de gobierno de la Cámara "sean luego los que opten por seguir la misma estrategia". "El PNV tendrá que explicar a la sociedad por qué lo ha hecho. Es un mal comienzo, ante un gobierno frentista como el que se nos avecina, iniciar una legislatura con estos episodio, cuando lo que tendríamos que estar pensando es en trabajar conjuntamente", señaló.

En cuanto al futuro del panorama político vasco, Ezenarro dijo que prevé "retrocesos importantes en política lingüística y un intento de congelar todo avance en normalización", explicó que "va a ser más necesario que nunca llegar a acuerdos entre diferentes; otra cosas es que sea posible con un pacto PP-PSE que ata de pies y manos a los socialistas". "Es muy gráfico que Patxi López no se haya querido fotografía con Antonio Basagoiti. Si va a contar con sus votos, ¿cuál es el problema?", concluyó.