PP lamenta la "falta de criterio" del Gobierno cántabro sobre Vuelta Ostrera y le acusa de no defender el interés general

Los 'populares' plantearán una interpelación al consejero de Medio Ambiente en el próximo Pleno del Parlamento

SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

El Partido Popular lamentó hoy la "falta de criterio" y las posturas "ambiguas" y "contradictorias" del Gobierno regional respecto al futuro de la depuradora de Vuelta Ostrera y la propuesta del PP para que no se derribe, una actitud con la que, a su juicio, el Ejecutivo se "pliega a lo impuesto por una minoría" y no defiende el interés general.

Así lo dijo la diputada 'popular' Isabel Urrutia, que el próximo lunes planteará en el Pleno del Parlamento una interpelación al consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, para que explique los criterios del Gobierno regional respecto a la depuradora y por qué no impide su derribo.

En nota de prensa, Urrutia aseguró que la demolición de la instalación supondrá un "grave error", por la pérdida de los más de 24 millones de euros que costó construirla, un error que atribuye a la "desidia" del Ejecutivo cántabro "a la hora de defender los intereses" de la región.

Así, criticó que el Gobierno "no ha defendido nunca con criterios sólidos" el mantenimiento de la depuradora y ha mostrado una "postura ambigua, que va en contra del interés general de Cantabria, y en particular, de los intereses de los ciudadanos de la cuenca del Besaya".

"Desde que en el año 2005 se conociera la sentencia de demolición de la depuradora ubicada en Suances, el Gobierno ha mantenido posturas contradictorias, sin criterios firmes en defensa de los intereses de nuestra tierra, y como resultado tenemos que se demora la demolición pero al final se derribará", remarcó.

Urrutia recordó que el PP "propuso una alternativa viable para no demoler" y en 2008 con el cambio de ministra se tuvo la "esperanza" de que la propuesta 'popular' primara, pero lamentó que "la falta de criterio del Gobierno de Cantabria para defender la no demolición ha llevado a la situación actual", que pasa por la demolición "y perder los 24 millones de euros invertidos".

En su opinión, con ello el Ejecutivo regional "comete un grave error" y una "grave irresponsabilidad", por "no haber defendido en todo momento la no demolición" y haber "preferido callar, otorgar y plegarse a lo impuesto por una minoría en contra de lo que los ciudadanos, representantes y vecinos beneficiados por esta infraestructura han demandado en cada momento".

"Por ello, tendrá que explicar a los ciudadanos por qué en unos casos sí ha viajado a Madrid para defender los intereses particulares de quien en cada momento ha creído oportuno y se le olvida lo que verdaderamente tiene que defender que es el interés general", agregó.

También el consejero tendrá que dar explicaciones, en el Parlamento, ante la interpelación del PP, que le acusa de ser "desleal" con Cantabria y con el interés general de la región porque cuando ha tenido que defenderla "no ha sabido, no ha querido, o sencillamente, no ha podido".