PP reitera que Uriarte es "un lastre para la paz" y le acusa de hacer "más complicada" la deslegitimación del terrorismo

BILBAO, 30 (EUROPA PRESS) El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, reiteró hoy que el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, y "otros dirigentes" de la Iglesia vasca son "un lastre para la paz y para la libertad". En este sentido, censuró que su postura, "además de ser una inmoralidad", conlleva que sea "más complicado deslegitimar el terrorismo". De este modo, el dirigente del PP censuró las declaraciones realizadas esta mañana por el obispo vasco, que subrayó que "no existe equidistancia" en los obispos vascos, pero tampoco "olvido sistemático" de derechos humanos que deben defenderse incluso para "los mayores delincuentes", y consideró que se debe "demostrar cercanía humana y, en muchos casos, consuelo espiritual" a los familiares de los presos. A juicio de Basagoiti, Uriarte y "algunos otros representantes" de la Iglesia vasca, aunque "no toda", están haciendo "un flaco favor a conseguir la paz y la libertad". En este sentido, advirtió de que poniendo "en el mismo plano a las víctimas y a los verdugos" e incluso "preocupándose más por los asesinos de ETA que de intentar que pidan perdón y salgan del terrorismo" supone "dar una referencia positiva de los que sólo son terroristas y los que siguen amenazando a la sociedad vasca". "Hay obispos como Uriarte y dirigentes de la Iglesia vasca que son un lastre para la paz y para la libertad, porque se les nota más cerca de aquellos que asesinan que de aquellos que padecen asesinatos", añadió. El presidente del PP vasco indicó que esta postura, "además de ser una inmoralidad", conlleva que sea "más complicado deslegitimar el terrorismo". De este modo, afirmó que, "cuando queremos que en este país los que defienden a ETA cada vez sean menos, si ven obispos que se preocupan más por los que defienden a ETA o por sus familiares, o los mismos que están dentro de ETA, se hace difícil decirle a la gente que esas ideas y esas actuaciones son injustificadas, injustificables". Por ello, dijo sentir "pena" de que "tengamos que luchar por conseguir valores como la libertad con gente enfrente como Uriarte". "No se puede estar con Dios y con el diablo, hay que estar con la razón, con el sentido común, y está consiguiendo que muchos vascos perdamos la fe en los que debían ser representantes y referentes a la hora de acabar el terrorismo", concluyó.