PSOE critica el "doble discurso" del PP ante la crisis y le pide que ofrezca una "salida" al código de buenas prácticas

MÉRIDA, 17 (EUROPA PRESS) El portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Extremadura, Ignacio Sánchez Amor, criticó hoy el "doble discurso" que a su juicio practica el PP en la región ante la crisis actual, por una parte --dijo-- con un discurso "nominalmente solidario" con los afectados y por la otra con una actitud parlamentaria que "demuestra fehacientemente que (el PP) aparece subido encima de la crisis". En rueda de prensa hoy en Mérida, Sánchez Amor criticó en concreto la actitud del PP que, a diferencia de la Junta y el PSOE "preocupados y trabajando frente a la crisis", exclusivamente "parece cabalgar sobre el tigre con una sonrisa de oreja a oreja" y asumiendo la situación como una "perspectiva electoral". Así, lamentó la actitud de los 'populares' en la Asamblea en cuestiones como la situación de la empresa 'Lusográfica' de Olivenza, la formulación de preguntas para respuesta escrita a la Junta, o la situación actual de las negociaciones del 'Código de Buenas Prácticas'. En concreto, respecto a 'Lusográfica', el portavoz socialista rechazó que los 'populares' permanezcan "más preocupados" por depurar posibles responsabilidades de la Administración regional respecto a la situación de la empresa que en la resolución del "verdadero problema" de los 47 empleados de la entidad. De igual modo, criticó que el Grupo Popular haya registrado en la Cámara autonómica --según dijo-- más de 2.000 preguntas para respuesta escrita al Ejecutivo regional sobre inversiones de éste en pueblos de la región en los últimos cinco años, departamento por departamento, y que pretenda --añadió-- elevar la cifra hasta en torno a 5.000. Este número de preguntas, según el portavoz del Grupo Socialista, conlleva "paralizar la administración en un momento en el que la Junta tiene que estar dedicada a resolver los problemas de la gente y no a resolver los problemas de información del PP". Asimismo, respecto al 'Código de Buenas Prácticas', tras resaltar que el Grupo Socialista tiene "el máximo interés" en sacarlo adelante, advirtió de que a los grupos se les va a "pasar el arroz", y por ello defendió que "en los próximos tres, cuatro o cinco días el PP tiene que dar una salida" a dicho tema. Así, propuso al PP como "opciones" que explique que "no quiere código de buenas prácticas porque no puede comprometerse a que se aplique en todos sitios", o que en el ámbito de los partidos --al margen de los grupos parlamentarios-- se acuerde el citado código "para que no haya duda de que lo que se acuerde será aplicable en todos los sitios". "O (los 'populares') no quieren código de buenas prácticas, o no son capaces de aplicarlo, o si quieren lo pasamos al ámbito de los partidos para que no haya ninguna duda de que si lo pactan los grupos sería difícil aplicarlo en los ayuntamientos", planteó. PERSPECTIVA ELECTORAL Finalmente, Sánchez Amor insistió en sus críticas al "doble discurso" del PP sobre la crisis, uno "para la galería" en el que "aparece muy preocupado" y otro de práctica política en la que "se demuestra fehacientemente que su actitud (del PP) no es la de los socialistas de estar frente a la crisis sino que aparece subido encima de la crisis", afirmó. Según dijo, para el PP "la crisis es una perspectiva electoral". "Para ellos (los 'populares') la crisis no es un problema ni una preocupación por lo que están pasando muchas personas y familias, sino una perspectiva de mejora electoral", declaró.