PSOE y PRC rechazan reprobar a Agudo, como pedía el PP, porque afirman que no ha mentido

Los 'populares' consideran "un rasgo de sentido común" la decisión del Gobierno de no recurrir la sentencia del TSJC SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS)

Los grupos parlamentarios Socialista y Regionalista rechazaron hoy en el Pleno reprobar al consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, como pedía el Grupo Popular, porque afirman que no ha mentido respecto al Ecoparque Besaya.

Mientras PSOE y PRC rechazaron que el consejero realizara afirmaciones falsas con relación a este proyecto y explicaron que el Gobierno acatará la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria "pero no renunciará al proyecto" del Ecoparque y buscará "otra fórmula para asegurar la actividad económica", los 'populares' calificaron la actuación de Agudo de "fraude democrático", aunque consideraron un "rasgo de sentido común" la decisión de no recurrir.

En este sentido, el diputado del PP, Luis Carlos Albalá, defendió que "si las cosas se han hecho mal, y se han hecho muy mal, cuanto antes se corrija y se recomience el proceso con toda la seguridad jurídica que merece, antes podrá acometerse la recuperación medioambiental y la inversión" que la "negligente actuación" del consejero "ha puesto en grave peligro".

De este modo, continuó, si el adjudicatario,"que ya no lo es" --en alusión a la empresa Alcalá 120-- sigue interesado en el negocio, podrá volver a concursar "y lo hará con todas las garantías de limpieza y equidad". "Porque el adjudicatario sigue interesado en la inversión ¿verdad consejero?", preguntó Albalá, que no obtuvo respuesta.

El PP fundamentó su petición de reprobación en el hecho de que Agudo, tanto en comisión parlamentaria como en el Pleno, "dio a entender" que en ningún momento se habían presentado reclamaciones, alegaciones ni recursos en el proceso de selección para el socio privado mayoritario del Ecoparque Besaya, cuando ha resultado ser "absolutamente falso", ya que se presentó un recurso de alzada y dos contencioso-administrativos, denunció Albalá.

El diputado pidió la reprobación del consejero para "dignificar la política" porque "faltó a la verdad" en el Parlamento. Agudo, dijo, "ocultó la verdad, mintió a los diputados y a través de ellos a los ciudadanos de Cantabria", y "una vez descubierto, no supo dimitir por el bien y la credibilidad del Gobierno y de las instituciones".

Por por parte, el diputado socialista, Martín Berriolope, criticó que los 'populares' llevan "legislatura y media" con "una querencia extraordinaria" a las reprobaciones, y se "han cebado" con Agudo, a quien han tratado de reprobar en dos ocasiones, la anterior con el Urban de Torrelavega.

Ante este hecho, Berriolope infirió que el PP "pretende que el Gobierno no actúe en la dinamización económica, social y empresarial ni en la creación de empleo en el Besaya", porque todas las iniciativas en este sentido "acaban en el Parlamento con un intento de reprobación", pero "siempre les sale mal porque no tienen razón y la gente lo percibe". "Sus iniciativas no cuelan porque buscan el desgaste personal del consejero cuando adopta iniciativas de calado para esa zona", subrayó.

RECLAMACIÓN PARA "CHANTAJEAR" AL GOBIERNO

El socialista aseguró que Agudo dijo la verdad sobre el Ecoparque porque ni en el pliego de condiciones ni en la selección del socio privado hubo "ni recursos ni alegaciones", aunque matizó que "otra cosa" es la reclamación administrativa. Al respecto aseguró que lo que se pretendía con ella era "interferir, presionar y chantajear al Gobierno con el precio de la finca; subir de cuatro a ocho euros el precio, en contra de los intereses públicos, el sentido común y la responsabilidad administrativa".

La reclamación, por una empresa participada al 100 por cien por Asturiana de Zinc (Azsa), se produjo, dijo, porque quería "más rendimiento" después de haber cobrado "1.300 millones de pesetas" del Gobierno del PP --que adquirió el terreno-- "a cambio de cumplir sus obligaciones".

Mientras, el portavoz regionalista, Rafael de la Sierra, explicó que su grupo rechazaba la reprobación del PP al consejero porque "es falsa", ya que "se basa en hechos falsos" porque Agudo "no ha mentido"; porque esperará a la comparecencia del titular de Economía para hablar del Ecoparque, y porque la propuesta "va en sentido negativo, de destrucción", y no "en positivo" como quiere el PRC.

En el turno de réplica, Albalá explicó que el Gobierno del PP compró los terrenos a Azsa porque "así lograba frenar durante tres años la desaparición de esta importante empresa y su impacto en los puestos de trabajo", y recordó que se compraron los terrenos del actual Ecoparque pero "en el mismo paquete" también iban los del Soplao, por lo que reprochó a Berriolope que "se le olvida decir la verdad".

En relación a las reprobaciones del Urban y al Ecoparque, subrayó que el PP ha apostado "por la legalidad", y está de acuerdo con ambos proyectos "pero desde la legalidad", para "que no venga un magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria a tirarles de las orejas"."Para Torrelavega, todo lo que pueda ser con legalidad; que no nos quiten los tribunales lo que ustedes marrulleramente quieran, por intereses partidistas, llevarse a Torrelavega o a donde sea".

Por otra parte, el 'popular' lamentó que la intervención del PSOE no fuera de su portavoz, Francisco Fernández Mañanes, porque éste afirmaba en unas declaraciones recogidas en prensa que "el proceso no ha sido objeto de alegación o recurso alguno por parte de las empresas que concurrieron", cuando, subrayó Albalá, "a ocho centímetros estaba la noticia de que el TSJC anula el concurso".

Por esta razón, opinó, Mañanes no intervino en la sesión, y en este sentido también reprochó a Berriolope que "no puede venir a la tribuna a decirle al PP que vamos a hacer un debate de honorabilidad de la vida política; no puede".

Tanto Berriolope como Fernández Mañanes pidieron, por alusiones, un turno de réplica, que el presidente de la Cámara, Miguel Ángel Palacio, no les concedió.