Rajoy advierte a Zapatero que con la crisis actual "no aguanta medio año"

  • Madrid, 18 mar (EFE).- El líder del PP, Mariano Rajoy, arremetió hoy contra la política económica del Gobierno y advirtió al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, que si persiste esta situación "no aguanta más de medio año".

Rajoy advierte a Zapatero que con la crisis actual "no aguanta medio año"

Rajoy advierte a Zapatero que con la crisis actual "no aguanta medio año"

Madrid, 18 mar (EFE).- El líder del PP, Mariano Rajoy, arremetió hoy contra la política económica del Gobierno y advirtió al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, que si persiste esta situación "no aguanta más de medio año".

La crisis enfrentó de nuevo a Rajoy y Zapatero durante la sesión de control del Congreso, en la que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, admitió que "probablemente" las iniciativas acometidas para combatir el desempleo son "insuficientes", si bien subrayó que lo que sí se ha hecho es evitar que el paro vaya "más allá".

Una semana más, Zapatero dio cuentas a Rajoy sobre la gestión económica, y en esta ocasión ofreció los últimos datos sobre concesión de créditos del ICO a empresas.

El presidente del Gobierno aseguró que ya hay 77.500 empresas y ciudadanos que se han beneficiado con las líneas de crédito del ICO -de ellas 12.000 pymes que han conseguido 1.100 millones de euros para mejorar su liquidez- abiertas para afrontar la recesión.

Una recesión que, según Zapatero "se vive en todo el mundo", aunque a los populares "no les guste escucharlo".

Zapatero insistió además en que el Ejecutivo ha hecho frente a este momento con medidas para atender a las familias y los desempleados y garantizar la protección social, todas ellas actuaciones de carácter económico pero también social, "cosa que a ustedes (el PP) nunca les importó y a la que no hacen referencia".

En su réplica, Rajoy ironizó con esta acusación y preguntó a Zapatero si su idea de política social es la única medida económica "de calado" tomada por el Gobierno: la venta de Endesa, que ha pasado de ser "una empresa privada española a convertirse en una empresa pública italiana" con la consecuente "bofetada" a los consumidores.

"Mucha gente le pide un cambio de política económica, incluso (paul) Krugman", dijo Rajoy, aludiendo a la reciente visita del Premio Nobel de Economía 2008, quien, ironizó, "debió de quedar alucinado" cuando Zapatero le entregó el Plan E (Plan de Estímulo de la Economía y el Empleo) del Gobierno.

Zapatero, que insistió en que cuando la economía mundial y el sistema financiero recuperen "un mínimo" de normalidad se darán las "condiciones" para preparar y "relanzar" la economía española, admitió en cualquier caso que "lo más difícil de la crisis" se está viviendo en este momento y por eso se han tomado medidas para facilitar el crédito y evitar la destrucción del desempleo.

Unas medidas que, en el caso de la lucha contra el paro, pueden haber sido "insuficientes", según reconoció el titular de Trabajo, Celestino Corbacho.

Corbacho insistió no obstante en que las decisiones tomadas harán que el desempleo vaya "más allá" y añadió que el Ejecutivo seguirá tomando medidas para ayudar a los sectores "que más sufren el paro".

La contienda política entre el Gobierno y el PP por la gestión de la crisis volvió a hacerse visible en la sesión de control cuando le tocó el turno al vicepresidente segundo, Pedro Solbes en su enfrentamiento con el portavoz de Economía de los populares, Cristóbal Montoro.

Montoro volvió a instigar a Solbes sobre su permanencia en el cargo, al preguntarle si está satisfecho con su labor en este momento de elevado desempleo y déficit.

"No se preocupe mi dignidad, que ya lo hago yo", le dijo Solbes a Montoro, quien previamente había advertido al vicepresidente que "nadie es imprescindible" y que "no sirve de nada" jugar un papel "en contra de la dignidad personal y política".

En el ámbito económico, el ministro de Trabajo también ofreció los datos de siniestralidad laboral de 2008, según los cuales ese año se registraron 5.220 accidentes de trabajo, el 10,3 por ciento menos que en el ejercicio anterior.