Rajoy descarta pedir dimisiones a pesar del "enorme paso atrás" en las relaciones con EEUU y los aliados

Rajoy descarta pedir dimisiones a pesar del "enorme paso atrás" en las relaciones con EEUU y los aliados

Rajoy descarta pedir dimisiones a pesar del "enorme paso atrás" en las relaciones con EEUU y los aliados

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El presidente del PP, Mariano Rajoy, descartó esta noche pedir dimisiones por el "esperpento" y el "ridículo" cometido por el Gobierno en el anuncio de la retirada de las tropas de Kosovo, aunque sí exigirá "aclaraciones" al presidente José Luis Rodríguez Zapatero al entender que se ha dado un "enorme paso atrás" en las relaciones con Estados Unidos y los aliados de la OTAN. En una entrevista en Telemadrid recogida por Europa Press, Rajoy subrayó que el anuncio de la retirada de tropas realizado el pasado día 19 no "había sido pactado por el Gobierno", como quedó patente en las "contradicciones" entre la titular de Defensa, Carme Chacón, y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. "Hay quien confunde gobernar con hacerse fotos", dijo el líder popular en referencia a Chacón, a quien responsabilizó de dañar durante su viaje a Kosovo la "credibilidad de España". "A los soldados no se les dan primicias, sino órdenes", defendió Rajoy, que añadió que quien deja "el pabellón de España muy alto son los militares", a diferencia de lo que hace el Ejecutivo. Rajoy incidió que las críticas vertidas por la Administración estadounidense de Barack Obama demuestran que el ex presidente George W. Bush "no tenía la culpa de la fractura de las relaciones" con España. Para Rajoy, lo ocurrido con la retirada de tropas de la ex provincia serbia debería hacer ver al Gobierno de Zapatero que "hay cosas que los países no olvidan", en referencia a que EEUU interpreta que España no es un socio "fiable". El líder del PP reconoció que España debía abandonar Kosovo al no reconoce su independencia, pero que esto se tendría que haber hecho "fijando plazos con los aliados para no crear problemas". En su opinión, se ha generado "tensión por buscar el efecto sorpresa", una forma de proceder que generalizó a todas las actuaciones del gabinete socialista. "No debemos estar allí pero debemos irnos de una forma sensata y ordenada", resumió Rajoy tras constatar que "no hay ningún paralelismo" entre Kosovo y "lo que se le pudiese ocurrir a algún partido nacionalista" en España ya que, enfatizó, "las declaraciones unilaterales de independencia no son buenas".