Rajoy dice que el Gobierno esta "desorientado" y "acabado" y no descarta presentar una moción de censura

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró esta noche que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero está "desorientado", "acabado" y "sin cabeza en una política tan importante como es la económica" y, en este sentido, reiteró que su partido no descarta presentar una moción de censura. En declaraciones a Telemadrid recogidas por Europa Press, Rajoy recordó, además, que en estos momentos el PSOE no cuenta con apoyos parlamentarios "porque todo el mundo ha visto que acercarse al señor Rodríguez Zapatero y a sus políticas no es bueno ni para el interés general ni para el interés de los propios partidos". En este contexto, el líder del principal partido de la oposición no descartó la idea de presentar una moción de censura, aunque matizó que esta medida no se anuncia "hasta que se presenta". A pesar de sus críticas al PSOE, Rajoy expresó su deseo para que "ojalá" el acuerdo entre socialistas y populares vascos salga adelante y Euskadi cuente por primera vez en treinta años con un gobierno constitucionalista. En este sentido, indicó que no se trata de un pacto de "nombres" sino "sólo de políticas" y precisó los puntos fundamentales para el entendimiento entre ambas formaciones: la defensa de España y la Constitución española, la no modificación del Estatuto de Gernika, la política lingüística, y la lucha contra el terrorismo y la crisis económica. No obstante, precisó que ese posible acuerdo entre PSE-EE y PP vasco no es extrapolable a la política nacional. "Cuando pacto con alguien quiero saber qué piensa ese alguien. Lo que no voy a ser es ser cómplice de los disparates y de las decisiones equivocadas del señor Zapatero, ni voy a ser cuartada para que Zapatero continúe con esta política económica que en mi opinión es nefasta", señaló. Por último, el líder del PP avanzó que si el Gobierno saca adelante la nueva ley del aborto, su formación recurrirá al Tribunal Constitucional porque la norma que prepara el Ejecutivo "ataca la vida de una persona" y, tal como ha reconocido el alto tribunal, "es contraria a la Constitución". "No hay nada más progresista que defender la vida", dijo al gabinete de Zapatero.