Rajoy lamenta que tras derogar el PHN todo el mundo ande "a bofetadas"

  • Madrid, 30 mar (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha destacado hoy las bondades del Plan Hidrológico Nacional (PHN) que aprobó el Gobierno de José María Aznar y ha dicho que, tras ser liquidado "unilateralmente" por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, "ahora anda todo el mundo a bofetadas".

Rajoy lamenta que tras derogar el PHN todo el mundo ande "a bofetadas"

Rajoy lamenta que tras derogar el PHN todo el mundo ande "a bofetadas"

Madrid, 30 mar (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha destacado hoy las bondades del Plan Hidrológico Nacional (PHN) que aprobó el Gobierno de José María Aznar y ha dicho que, tras ser liquidado "unilateralmente" por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, "ahora anda todo el mundo a bofetadas".

En el programa "Tengo una pregunta para usted", Rajoy ha sido preguntado por una cartagenera sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha y la polémica surgida ante la posibilidad de que ese texto ponga una fecha de caducidad al trasvase ajo-Segura.

Ninguna decisión en esta materia debe tomarla una comunidad autónoma, ha opinado el líder del PP, para quien "clama al cielo" que el PSOE intente poner fecha a la finalización del citado trasvase en la reforma estatutaria castellanomanchega.

Bajo su punto de vista, el PHN del PP "era bueno" y resolvía el problema del agua en Aragón, la zona de Tortosa y Barcelona y permitía que el agua sobrante fuera a la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería.

Ahora, tras ser derogado por el PSOE al llegar al Gobierno, "todo el mundo anda a bofetadas".

Su postura es que el problema del agua es tan importante que todas las decisiones sobre trasvases deben ser tomadas en las Cortes Generales y no una comunidad autónoma, porque es un bien "de todos los españoles" y "no sólo de las personas que tienen una casa por delante de la cual pasa el río".

Como gallego que es -una autonomía donde no falta el agua, según ha dicho-, se ha mostrado partidario de que las aguas sobrantes vayan a las comunidades que lo necesiten "por razones de justicia, de solidaridad y de sentido común".