Retrasada la reanudación del juicio contra cuatro presuntos miembros de ETA en París

  • París, 24 mar (EFE).- La ausencia de una de las magistradas del Tribunal de lo Criminal de París que juzga a los cuatro presuntos componentes del "núcleo duro" de la estructura de información de ETA impidió que el proceso se reanudara esta mañana como estaba previsto.

Retrasada la reanudación del juicio contra cuatro presuntos miembros de ETA en París

Retrasada la reanudación del juicio contra cuatro presuntos miembros de ETA en París

París, 24 mar (EFE).- La ausencia de una de las magistradas del Tribunal de lo Criminal de París que juzga a los cuatro presuntos componentes del "núcleo duro" de la estructura de información de ETA impidió que el proceso se reanudara esta mañana como estaba previsto.

A las 11.00 locales (10.00 GMT), una hora después del momento en que debía dar comienzo la segunda sesión de este juicio, en el que se sienta en el banquillo en particular la que se supone que fue jefa de la unidad de información de la banda terrorista, Ainhoa García Montero, el tribunal ordenó que el público y la prensa desalojaran la sala.

Las dos abogadas defensoras fueron convocadas por las juezas (se da la circunstancia de que en este proceso todos los componentes del tribunal son mujeres) a las que comunicaron que faltaba una de ellas, y que por tanto la vista no podía reanudarse.

Las abogadas indicaron que no se les informó de cuándo podría reiniciarse.

Ayer, en la primera sesión, la presidenta de la corte, Anny Dauvillaire, procedió a un breve interrogatorio de García Montero y de los otros tres encausados: Aitor García Justo, Asier Aranguren Urroz y Thierry Idiart, este último de nacionalidad francesa, el único que comparece libre bajo control judicial.

Luego se inició la lectura del acta de acusación que debía haber proseguido esta mañana.

Según el programa del juicio presentado ayer por Dauvillaire, para esta tarde estaba convocado, una vez que finalizara la lectura del acta de acusación, la comparecencia del policía antiterrorista Laurent Hury, y la declaración de uno de los testigos de la defensa, en concreto el hermano de Aranguren.

De acuerdo con las conclusiones de la instrucción, los cuatro acusados formaban el "núcleo duro" de la estructura de información de ETA al ser detenidos el 9 de mayo de 2003 cuando se disponían a mudarse de un piso franco que habían ocupado en la ciudad de Saintes, al oeste de Francia.

A García Montero se le reprochan 17 cargos por su actividad al frente de esta estructura desde enero de 2002.

En este proceso, que puede prolongarse hasta finales de mes, no se le juzgará por las acusaciones que sobre ella pesan en España -incluida la de asesinato- por haber integrado el comando "Buruntza" al que se responsabiliza directamente de la muerte de siete personas.

Esas inculpaciones son objeto de tres demandas de extradición españolas. EFE