CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Rubalcaba critica la "campaña sucia" del PP y le acusa de no querer debates porque "le interesa la abstención"

Advierte de que "no puede gobernar la crisis un partido que está en crisis" como el PP, que "no ha corregido sus defectos" VIGO, 25 (EUROPA PRESS) El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, criticó hoy la "campaña sucia" que está llevando a cabo del PP, al que, en su opinión, "le viene como anillo al dedo jugar en terreno embarrado", y acusó a los 'populares' de no querer debatir públicamente porque "eso favorece la movilización" de los votantes y "le interesa la abstención". En un mitin celebrado en el barrio vigués de Coia, ante un millar de personas, Rubalcaba, calificó la actual campaña electoral como "la más sucia" de las que ha hecho el PP, y acusó a su líder, Mariano Rajoy, de "liarse a pedir ceses", cuando "se ha olvidado de que él tiene muchos ceses que hacer". Según el ministro del Interior, la campaña de los 'populares' responde a una estrategia electoral en la cual también enmarcó la negativa del PPdeG a participar en debates. Así, explicó que esos debates movilizan a la gente porque pueden reflexionar y contraponer ideas de unos y otros, algo que "no interesa al PP", que se ha dedicado, afirmó Rubalcaba, a "soltar bazofia, mentiras y a faltar". Rubalcaba advirtió de que los 'populares' "han huido del debate" porque "no quieren que los gallegos voten", y por eso "se han empeñado en enfangar la política". "No quieren participación porque no les va bien, pero a nosotros sí", señaló. En ese sentido, hizo un llamamiento para que los votantes acudan a las urnas el domingo porque, advirtió, "hay que elegir entre dos alternativas: Pérez Touriño o Feijóo" y, según aseveró, "hay cierta relación política entre cuantos te votan y tu fuerza en el Gobierno". "UNIDOS" CONTRA LA CRISIS Por otra parte, el ministro socialista hizo referencia a la crisis económica, y advirtió de que hay que salir de ella "todos unidos" porque si no "lo vamos a pasar muy mal", al tiempo que recriminó al PP que "cuando hace falta confianza en la sociedad, la derecha predica miedo, y cuando hace falta determinación, habla de resignación". Así, recalcó que "quien une más y mejor" es el candidato Touriño, frente a un PP "que está en crisis y esperando a ver quién sustituye a quién". Rubalcaba atribuyó los problemas internos de los populares al hecho de que "siguen en boxes y no han hecho su reforma, ni corregido sus defectos". Asimismo criticó que hay dos líderes del PP "escondidos", que no han participado en la campaña, Aguirre y Camps, e insistió en que "no puede gobernar la crisis un partido que está en crisis". "PROFUNDIZAR EN EL CAMBIO" Alfredo Pérez Rubalcaba defendió el proyecto de Emilio Pérez Touriño y recordó que el cambio iniciado por el PSdeG en la Xunta "no es irreversible" por lo que son necesarios cuatro años más para "profundizar" en ese cambio, y contrapuso ese modelo al de los populares, caracterizado por el "autoritarismo, caciquismo y retroceso" en los derechos. "A la derecha no le gustan los derechos", puntualizó. El ministro recalcó la tarea "formidable" que los socialistas gallegos hicieron en materia de sanidad o educación, así como el crecimiento del empleo y de la economía gallega por encima de la media, al tiempo que insistió en que "hacen falta cuatro años más de gobierno de Touriño para consolidar el cambio" porque "en Galicia se tardó mucho, y estaba estancada mientras otras comunidades avanzaban". También se refirió Rubalcaba a la lengua gallega, y confesó tener "envidia" de los que lo hablan por tener otro idioma propio. A ese respecto, incidió en que las lenguas son "un vehículo de comunicación" y "no se prohíben ni se imponen", por lo que pidió a los gallegos que "desconfíen de los que usan la lengua para desunir". El ministro fue recibido con pitos y bocinas, a su llegada al pabellón de Coia, por una decena de representantes de sindicatos policiales, que están en situación de 'conflicto colectivo' desde el pasado mes de junio. Su portavoz, José Freire, recordó que su principal demanda es la equiparación salarial de este cuerpo de seguridad con otros colectivos policiales autonómicos y locales.