Sáenz de Santamaría cree que restan "meses" de Legislatura, aunque Zapatero querrá aguantar aún a costa de los españoles

Avisa, ante los próximos Presupuestos, que los grupos están para "sacar al país de la crisis y no al Gobierno de sus apuros"

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, considera que la crisis económica y la "debilidad parlamentaria" del PSOE van a complicar tanto esta legislatura que podrían quedar tan sólo "meses" para una nueva convocatoria electoral. Sin embargo, no se atreve a poner fecha a esas hipotéticas elecciones porque cree que José Luis Rodríguez Zapatero intentará aguantar en su puesto "a toda cosa". "Incluso a costa del bienestar de los españoles", lamenta la dirigente 'popular'.

Así lo asegura Sáenz de Santamaría en una entrevista concedida a Europa Press, en la que se muestra convencida de que los españoles "cada vez más se están dando cuenta" de que Zapatero "no está preparado para sacar al país de la crisis".

"Yo ya cuento en meses. Creo que la debilidad parlamentaria de Zapatero va a hacer la legislatura muy complicada. Él puede intentar mantenerse a toda costa, pero el 'a toda costa' es a costa del bienestar de los españoles y eso creo que debería pensarlo bien", recomienda al jefe del Ejecutivo.

Preguntada sobre si los próximos comicios legislativos podrían tener lugar incluso el año que viene, la portavoz rechaza precisar su pronóstico y se limita a insistir en que un presidente que no ha sido capaz siquiera de gestionar bien una crisis de gobierno no puede hacer que España supere la actual situación económica.

MOCIÓN DE CENSURA

Desde su punto de vista, "probablemente la primera medida para sacar al país de la crisis sería cambiar el Gobierno" y, en este contexto, no descarta que su partido acabe por plantear una moción de censura. "Quedan meses de legislatura y todo se irá viendo en su justo momento, pero de momento, este no es el mejor Gobierno para sacar a España de la crisis", responde cuando se le pregunta por la posibilidad de que el PP haga uso de un instrumento que permite cambiar el Ejecutivo sin elecciones.

En cualquier caso, da por hecho que al PP, "que ya ha sacado a España de una crisis en otras ocasiones" le tocará "volver a hacerlo" y lo hará, recalca, "hablando con todo el mundo, sacando adelante medidas que no serán fáciles, diciendo la verdad y dando la cara y siendo responsables de todas las decisiones que se adopten".

La 'número tres' del PP cree que la "debilidad parlamentaria" de los socialistas no es más que el fruto de la trayectoria que ha seguido Zapatero desde el comienzo de la legislatura, pero ahora el Gobierno se encuentra con la "dificultad añadida de que es incapaz de sacar adelante medidas que convenzan al resto de grupos"

"Esto no es un problema del Gobierno, sino del proyecto de Zapatero, que le ha llevado al aislamiento porque nadie quiere ir de su mano a la hora probar recetas contra la crisis que se han demostrado fallidas. El PSOE está intentando encontrar aliados, pero es muy difícil hacerse partícipe de unas políticas económicas absolutamente fracasadas y que han tenido unos resultados nefastos", sentencia.

"¿Si el propio Zapatero ha tenido que reconocer sus errores cambiando al Gobierno, cómo iba a tener el apoyo del PP y de la gente sensata que lo que quiere es trabajar de verdad para sacar a este país de la crisis?", se pregunta la portavoz de los 'populares'.

ZAPATERO INTENTA "GANAR TIEMPO" PARA EL DEBATE DE LA NACIÓN

Sáenz de Santamaría considera que las elecciones europeas del próximo mes de junio servirán para comprobar cómo perciben los ciudadanos los proyectos de cada partido, aunque rechaza equipararlas con unas primarias y recalca que lo que se decide en el Parlamento Europeo tiene repercusiones directas en la vida de los españoles. Eso sí, admite que el PP las afronta "la muchísima ilusión" y "con la fuerza" que les da "haber sido decisivos para un cambio en el País Vasco Vasco y haber desalojado un Gobierno socialista en Galicia en menos de cuatro años de legislatura".

Tampoco se atreve a hacer pronósticos sobre cuándo se celebrará el Debate sobre el Estado de la Nación, pero sí tiene claro que Zapatero querrá que se convoque cuando "mejor le venga políticamente". "Creo que intentará ganar tiempo porque ahora cualquier español sabe cómo está la nación y que el responsable de su Estado es José Luis Rodríguez Zapatero, cuyo balance de gestión son 1,1 millones de parados en un año --apunta-- Tiene que dar la cara en la Cámara cuánto antes, pero lo hará cuando le venga mejor a él, que no será probablemente cuando nos venga mejor a todos los españoles que necesitamos cuanto antes un cambio de política".

El PP aprovechará esta cita parlamentaria para demostrar que "tiene una alternativa completa en materia de crisis", pero su portavoz cree que el Gobierno estará "mucho más pendiente de la geometría variable para sacar adelante lo que sea que de sacar adelante el país", habida cuenta de que tras los debates tendrán que votarse unas 200 propuestas de resolución que servirán de termómetro para medir el apoyo con el que cuentan los socialistas.

Otro de los momentos en los que el PSOE tendrá que demostrar qué respaldos tiene será cuando empiecen a negociarse los Presupuestos Generales del Estado para 2010. Preguntada sobre si ve a algún grupo minoritario en disposición de apoyar al Ejecutivo en ese trámite, la dirigente 'popular' responde: "En un momento de crisis los todos los grupos parlamentarios estamos a sacar a este país de la crisis y no a sacar al Gobierno de sus apuros".

En este sentido, considera que los socialistas no lo tendrán fácil "si vuelve a presentar unos presupuestos desfasados y sin una sola medida para luchar contra la crisis". "El Gobierno tiene que empezar sus deberes haciendo un plan global contra la crisis y poniendo los Presupuestos al servicio del país para sacarlo de la crisis y no para sacar a Zapatero de los líos en los que se mete", avisa, a la vez que reclama unas cuentas públicas "austeras".

VOTARÍAN HASTA LA DIMISION DE ZAPATERO PARA NO PERDER

Sáenz de Santamaría reivindica el papel de su grupo parlamentario que, subraya, está siendo "constructivo" y está logrando el respaldo de los demás grupos a sus iniciativas económicas. Sobre el hecho de que hasta el PSOE se haya sumado a algunas de estas propuestas para no perder votaciones la portavoz recuerda que llegaron incluso a votar a favor de un texto en el que se reprobaba su política educativa. "Podría ser que incluso apoyaran la dimisión de Zapatero con tal de no mostrar su debilidad parlamentaria", ironiza.

La dirigente 'popular' avisa de que el PP velará por el cumplimiento de estos mandatos parlamentarios e interpelará al Gobierno si no los aplica, pero antes considera necesario que el Ejecutivo edite un "manual de uso" para clarificar el reparto de competencias que se deriva de su nueva estructura porque, a su juicio, "no está nada claro".

Saénz de Santamaría admite que cuando esto se clarifique, quizá "habrá que reforzar" algún área del grupo parlamentario para que siga siendo ese 'gobierno en la sombra' que se concibió en el arranque de la legislatura para hacer un "férreo marcaje" de todos los ministros.