Sectores políticos de Perú expresan su preocupación por la compra chilena de aviones F-16

  • Lima, 4 may (EFE).- Diversos políticos peruanos expresaron hoy su preocupación por la compra chilena de una flota de aviones F-16 y alertaron de una carrera armamentista en Latinoamérica, región con considerable índices de pobreza, subrayaron las mismas fuentes.

Lima, 4 may (EFE).- Diversos políticos peruanos expresaron hoy su preocupación por la compra chilena de una flota de aviones F-16 y alertaron de una carrera armamentista en Latinoamérica, región con considerable índices de pobreza, subrayaron las mismas fuentes.

La semana pasada se hizo público que Chile adquirirá 18 cazabombarderos usados a Holanda, una decisión que escoció en Perú, país vecino con el que mantiene unas relaciones complejas por temas limítrofes, aunque con buenos lazos comerciales.

Hoy, desde Qatar, el ex presidente peruano Alejandro Toledo dijo a Radio Programas del Perú (RPP) que su país no debe ser arrastrado "a una carrera armamentista" que "sacrifique recursos (que pueden ser usados) para generar trabajo y proteger a los pobres de esta crisis financiera internacional".

En sentido similar se pronunció el líder nacionalista Ollanta Humala, quien subrayó que Perú "tiene que armarse pero no en función a lo que compra Chile", tras pedir que el Gobierno defina su "doctrina de Defensa Nacional".

Por su lado, el congresista oficialista Luis Gonzales Posada exigió la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA) para frenar la carrera armamentista en Latinoamérica, una región con 250 millones de pobres, apuntó.

"Nosotros hemos visto, por ejemplo, recientes adquisiciones de Chile por 450 millones de dólares. Pero esto forma parte de un presupuesto acumulado de unos 9.000 millones de dólares provenientes de la ley reservada del cobre", acotó el legislador en una entrevista publicada hoy por el diario Expreso.

También insistió en que Perú respeta el derecho chileno de comprar armamento, pero remarcó que le preocupa lo que pasa con otros países como Venezuela, que ha adquirido también armamento sofisticado.

La polémica sobre el poderío militar chileno se da cuando está pendiente una demanda para delimitar la frontera marítima entre Perú y Chile, que fue presentada ante la Corte Internacional de Justicia por el Gobierno peruano en 2008.

Para Chile, la frontera marítima fue fijada en tratados suscritos en la década de 1950, acuerdos que según Perú solo establecen asuntos pesqueros.

Si bien la compra ha causado preocupación en Perú, el presidente, Alan García, y su canciller, José Antonio García Belaúnde, han insistido en que el país debe concentrarse en combatir la pobreza y capear los efectos de la crisis financiera.

El viernes pasado, el presidente García dijo que le parece "un buen negocio para Chile", pero se preguntó "si es que este continente está en la riqueza absoluta y se puede dar el gusto de gastar, como Estados Unidos, en armas".

El diario limeño La República publicó hoy que para que Perú recupere el equilibrio aéreo respecto a Chile necesitaría modernizar su flota de 19 aviones MIG-29 y adquirir otras 27 unidades más.