Sin acuerdo nueve meses después del plazo que marcaba el Estatut

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

El acuerdo sobre la nueva financiación para Catalunya entre Gobierno y Generalitat de sigue sin llegar medio año después del 9 de agosto, la fecha tope que establecía el Estatut para cerrar el acuerdo.

Tanto el Estado como la Generalitat han constatado durante las últimas semanas que se han aproximado posiciones, sobre todo a raíz del cambio de Gobierno, aunque siguen las discrepancias que impiden un acuerdo definitivo.

Durante estos nueve meses de gestación, se han especulado con varias fechas en las que el acuerdo se produciría, pero el pacto sigue sin alcanzarse. Primero se habló que llegaría a finales de 2008 --cuando el Ministerio de Economía presentó su segunda propuesta que no convenció al Govern--, luego que llegaría antes del 13 de febrero --inicio la campaña de las elecciones gallegas y vascas-- y finalmente antes del Debate sobre el Estado de la Nación y las elecciones europeas.

La propia vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, descartó ayer que pueda alcanzarse un acuerdo antes del inicio del Debate del Estado de la Nación el próximo martes 12, aunque declaró que "en unas semanas" llegará el pacto.

También se han difundido las cifras de los recursos adicionales que el Estado está dispuesto a ofrecer y a lo que aspira la Generalitat, pese a que la voluntad inicial del presidente de la Generalitat, José Montilla, y el conseller de Economía y Finanzas, Antoni Castells, era que estos números no se hicieran públicos.

Quien primero difundió una cifra fue el conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, quien en una rueda de prensa en el Parlament sobre la polémica generada por la carga de los Mossos d'Esquadra contra los anti-Bolonia, aseguró que la oferta del Estado era de 1.200 millones.

El secretario general de ERC y diputado en el Congreso, Joan Ridao, aseguró en declaraciones a 'El Mundo' que la última oferta del Ejecutivo central al Govern es de "alrededor de 2.000 millones de euros" para el año 2009, aunque la Generalitat aspira a un mínimo de 2.500 millones para este año, y alcanzar 3.800 millones adicionales en cinco años.

LEJOS DE LA UNIDAD

Tras el incumplimiento del 9 de agosto --fecha tope del Estatut--, el tripartito y CiU exhibieron una respuesta unitaria frente al Gobierno. Esta unidad ante los "incumplimientos" del Estado se ha ido debilitando conforme han ido pasando los meses.

Dirigentes del PSC como Montilla y diversos consellers han lamentado el proceso de "radicalización" de la federación nacionalista, que opta por una "actitud maximalista", y auguran que rechazará un acuerdo aunque sea bueno para motivos electoralistas.

CiU, por contra, aprecia "debilidad" en el Gobierno catalán, y cree que ni el ejecutivo catalán ni el PSC han sido capaces de lograr que el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero cumpla con sus compromisos con Catalunya.