UE.- CiU, PNV, ERC e IU-ICV reprochan a Zapatero que sus tesis sociales no hayan prosperado en la UE

El presidente pide confianza en Europa y cree que pueden empezar a notarse síntomas de "haber tocado fondo" MADRID, 25 (EUROPA PRESS) CiU, PNV, ERC e IU-ICV reprocharon hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que sus tesis de protección social ante la crisis económica no hayan prosperado en Europa, como demuestra, a su juicio, la anulación de la cumbre extraordinaria sobre empleo que había convocado la presidencia checa de la UE y la Comisión Europea para el mes de mayo en Praga. En el debate en el Pleno del Congreso con motivo de la última reunión de jefes de Estado y de Gobierno europeos, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, recordó a Zapatero que sus tesis sociales "no han prosperado" ante sus colegas comunitarios. "Me temo, presidente, que la gran cumbre sobre el empleo debemos cocinarla en casa", advirtió Duran i Lleida, para quien el mercado laboral español necesita "medidas a corto plazo" en una sola dirección: para mantener la ocupación existente, crear nuevos empleos y proteger mejor a quienes se queden sin empleo. El portavoz de CiU alertó de que la tasa de paro en España avanza hacia el 20 por ciento, lo que refleja que "algo funciona mal" en el sistema de trabajo, por lo que abogó por concentrarse en la "reforma de la negociación colectiva". El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, también consideró una "mala noticia" que no se celebre la cumbre y lamentó que "Zapatero se haya plegado tan dócilmente a la decisión" teniendo en cuenta que España es el país de la UE "con más parados". "Me temo que esta vez no han tomado demasiado en serio al presidente", añadió, advirtiendo al Gobierno que "la economía española seguirá teniendo un grave problema con el empleo y Europa no saldrá a su rescate si el Gobierno no toma las medidas estructurales necesarias". El portavoz de ERC, Joan Ridao, se refirió a la cancelación de la cumbre extraordinaria sobre el empleo como un error "decepcionante" y recordó que Zapatero "simpatizó" con esa idea para luego minimizar la decisión --adoptada tras las presiones en contra de su celebración de Francia, Alemania y el Reino Unido-- y afirmar que simplemente se había producido un "cambio de formato" al reducirla de cumbre a una reunión de la presidencia checa y la Comisión con los interlocutores sociales. En representación de IU-ICV, Gaspar Llamazares reprochó a Zapatero que perdiera la oportunidad de actuar como un "líder progresista" en el último Consejo Europeo, en el que se ha visto a una UE "conservadora" que no ha querido escuchar a la sociedad europea ni a los sindicatos. También acusó al Gobierno de sentirse "incapaz" para liderar la alternativa a la crisis, entre otras cosas porque "no ha definido su proyecto de salida" a esta situación ni ha definido sus alianzas políticas y sociales para superar este bache. Llamazares pidió al Ejecutivo que cambie su política económica y haga hincapié en los "subsidios sociales", la "nacionalización" de algunos bancos y en el cambio del modelo económico. CRÍTICAS A LA UE Por otra parte, la mayoría de los portavoces dirigieron sus críticas a la Unión Europea y su falta de decisiones. Así, Erkoreka lamentó que Europa está actuando con "una contundencia menor" frente al "dinamismo de Estados Unidos", mientras que Ridao incidió en que "la crisis es tan grave y profunda como la estadounidense pero sin embargo hacemos mucho menos para combatirla". Zapatero admitió que últimamente hay "muchas cumbres europeas" y por tanto "es imposible que salgan de todas decisiones y acuerdos de relevancia que justifiquen la necesidad de esa reunión al más alto nivel", pero defendió que la UE "diseñó un plan frente a la crisis acertado" que ahora están aplicando los 27 Estados miembro. El presidente del Gobierno incidió en que este plan se aprobó en diciembre y "no han trascurrido aún tres meses para la puesta en marcha y efectividad de las medidas", pese a lo cual ya "están empezando a producir algún efecto, algún fruto, aún leve como es lógico", si bien admitió que en lo relativo a la inversión en obras públicas en algunos países "esas medidas van a tardar". Por ello, instó a esperar a junio, que será cuando el Consejo Europeo evalúe la efectividad de dichas medidas, y a "tener confianza en que los pasos que se han dado" servirán para estimular la economía europea así como para "elevar nuestra propia convicción y apego a lo que representa el proyecto de la UE". "No sé por qué tenemos que tener una posición comparativa con Estados Unidos", lamentó. En este sentido, explicó que si las ayudas aprobadas por la Administración Obama son mayores que las europeas se debe, entre otras cosas, a que Estados Unidos "no tiene el sistema de protección social" con el que sí cuentan los Veintisiete. Por último, Zapatero apuntó que, a partir de este momento, podrían empezar a notarse los "primeros síntomas" después de "haber tocado fondo" y "deberían empezar" a sentirse también los primeros signos de una pérdida de empleo "menos intensa".