Zapatero confía en los apoyos al proyecto "progresista" a pesar de amenazas de ERC

  • Madrid, 18 mar (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha estimado hoy que hay grupos suficientes en el Congreso para que el PSOE y el Gobierno saquen adelante su proyecto "progresista", pese a las amenazas de ERC, que le ha advertido de que los partidos catalanes no serán sus aliados sin contrapartidas.

Zapatero confía en los apoyos al proyecto "progresista" a pesar de amenazas de ERC

Zapatero confía en los apoyos al proyecto "progresista" a pesar de amenazas de ERC

Madrid, 18 mar (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha estimado hoy que hay grupos suficientes en el Congreso para que el PSOE y el Gobierno saquen adelante su proyecto "progresista", pese a las amenazas de ERC, que le ha advertido de que los partidos catalanes no serán sus aliados sin contrapartidas.

El portavoz de ERC, Joan Ridao, ha llevado al pleno de la Cámara Baja la falta de apoyos del Gobierno en el Parlamento tras los "incumplimientos" de la pasada legislatura y después de que las elecciones gallegas y vascas le hayan dejado "sin oxígeno", porque "quién más, quién menos, lleva un cartelito de 'aquí no se fía'".

Ridao ha considerado que Cataluña ha pasado de ser un problema a ser una solución y ha advertido a Zapatero de que se quedará "sin ningún tipo de salvavidas" si no se llega "a un buen acuerdo, y lo más rápido posible", en torno al nuevo modelo de financiación autonómica.

Zapatero ha insistido en que si se trabaja sobre un proyecto progresista y que defiende la España plural "habrá posibilidades de entendimiento" y, aunque ha reconocido que si los grupos actúan pensando en expectativas electorales habrá "más dificultades", les ha instado a no hacerlo.

Cuando se ponen "las luces largas" y se mira al interés general los resultados son más positivos para los ciudadanos y para todos los grupos parlamentarios, ha subrayado Zapatero, recordando que el PSOE fue el partido más votado en las últimas elecciones generales y que otros grupos perdieron representación.

A pesar de que ayer, al votarse en el pleno varias iniciativas de la oposición, quedaron de manifiesto las dificultades que van a encontrar los socialistas para aprobar sus proyectos legislativos, Zapatero ha mantenido su optimismo.

El Gobierno, ha recalcado, trabajará como lo ha hecho en esta legislatura y como lo hizo en la pasada para recabar respaldo a un proyecto que busca extender derechos, libertades y políticas sociales, apoyar el empleo y situar a España internacionalmente a la cabeza de la lucha contra la pobreza y el cambio climático.

En su opinión, los 169 diputados socialistas que representan a once millones de ciudadanos deben ser "una base suficiente" para llegar a acuerdos, y para ello ha garantizado "la máxima voluntad de diálogo" del grupo y del propio Gobierno.

Sin embargo, Ridao ha descrito la soledad de los socialistas y ha advertido de que el apoyo de los catalanes al Gobierno no será gratis.

A su juicio, este Ejecutivo, como todos los anteriores, tiene que mirar a Cataluña en busca de apoyos, pero debe saber también que "la carpeta catalana está más abierta que nunca y acumula agravios", como los retrasos en el traspaso de las Cercanías, el aeropuerto de El Prat o el nuevo modelo de financiación autonómica.

Para el portavoz de ERC, Zapatero se encuentra como en las viejas películas de piratas, arrinconado en el extremo de una tabla, amenazado por un pincho y a punto de caer a un mar infestado de tiburones.

La pasada legislatura, le ha recordado, comenzó acompañado y acabó solo, porque sus aliados quedaron "abrasados"; los grupos que le respaldaron al inicio pasaron de la esperanza a la decepción, "rompió muchos jarrones con su política de tierra quemada" y "el sí a todo" se convirtió en incumplimientos sistemáticos de las promesas.

"Las puertas se les siguen cerrando y su credibilidad está bajo mínimos", ha subrayado Ridao.

Frente a esta descripción de lo ocurrido en la pasada legislatura, Zapatero ha recomendado a ERC "moderación" en sus análisis y le ha recordado que en las elecciones el PSOE fue el partido avalado con más votos y más escaños, mientras que otros salieron peor parados.