Zapatero replica al PP que la tasa de protección al desempleo es la más alta de la democracia

Zapatero replica al PP que la tasa de protección al desempleo es la más alta de la democracia

Zapatero replica al PP que la tasa de protección al desempleo es la más alta de la democracia

MADRID, 11 (EUROPA PRESS) El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, argumentó hoy que, si bien la situación del empleo es "difícil", España cuenta con la tasa de protección del desempleo más alta de la democracia. Un día después de defenderse de las acometidas del PP durante un pleno monográfico sobre la crisis en la Cámara Baja, Zapatero volvió a responder a una pregunta del líder 'popular', Mariano Rajoy, en la sesión de control del Gobierno, en la que le pidió que cambie su equipo económico de Gobierno. Rajoy comenzó preguntando por qué España crea nueve de cada diez parados de la UE, un dato que, según el presidente del Gobierno, "no es correcto". Dicho esto, Zapatero precisó que, en cualquier caso, "es evidente" que España crea más paro que sus vecinos europeos en medio de esta "crisis de recesión tan importante". Sin embargo, espetó a Rajoy que "se le olvida recordar" que, cuando España creaba empleo, lo hacía por encima de la media de la UE e incluso llegó a tener la tasa de paro más baja de la democracia. Por otro lado, también le aseguró que España será capaz de volver a crear trabajo: "Lo haremos". Además, después de que el líder 'popular' asegurara que el actual Gobierno está haciendo "mucho daño" a la economía y, en especial, a las familias, Zapatero argumentó que "si por algo se ha caracterizado el Gobierno es por desarrollar el Estado de Bienestar, apoyar a las familias y fomentar la cohesión social". Por último, ante la petición de Rajoy para que cambie de equipo económico Zapatero se mostró contundente: "No hable de los cambios que necesitamos, piénselo mejor, lo importante son los cambios que ustedes necesitan", añadió. Por su parte, Rajoy aseguró que el Ejecutivo "sigue herrando sobre el diagnóstico" de la crisis y sigue sin mirar en sus causas a al alto endeudamiento de la familias, el déficit exterior o el problema de competitividad que arrastra España.