Corea del Norte dispara un misil de corto alcance

YEONPYEONG, Corea del Sur (Reuters) - Corea del Norte hizo el viernes otro lanzamiento de prueba de un misil de corto alcance desde su costa este, y dijo que adoptaría más "medidas en defensa propia" si el Consejo de Seguridad de la ONU la sancionaba por el ensayo nuclear de esta semana.

Corea del Sur dijo que un Norte cada vez más agresivo podría estar preparando más acciones después de que barcos de pesca chinos fueran vistos abandonando una disputada frontera marítima en la costa oeste.

Corea del Sur y Estados Unidos ya han elevado el nivel de alerta militar en la región después de que el aislado país comunista continuara su ensayo nuclear del lunes con lanzamientos de misiles y una amenaza de guerra.

Las potencias regionales están esperando a ver qué puede hacer ahora Pyongyang. Muchos especulan con que podría optar por una escaramuza naval en aguas disputadas de la costa oeste, que empezarán a llenarse ante el inicio de la lucrativa temporada de pesca del cangrejo.

En Nueva York, Estados Unidos y Japón hicieron circular entre los miembros claves del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas un borrador de resolución que condena el segundo ensayo nuclear de Pyongyang y pide la estricta aplicación de las sanciones de la ONU impuestas a Corea del Norte tras su primera prueba atómica en octubre de 2006.

Pyongyang, en su primera respuesta a la amenaza de sanciones, dijo que adoptaría "medidas en defensa propia" si fuera castigada.

No dio detalles aparte de decir que una iniciativa de este tipo anularía el armisticio que puso fin a la guerra coreana de 1950-53. Antes había dicho que la tregua ya estaba muerta.

NUEVO MISIL DE CORTO ALCANCE

La agencia Yonhap citó a una fuente gubernamental no identificada diciendo que el Norte disparó el cohete de corto alcance desde su base de misiles Musudan-ri hacia el anochecer, en el quinto lanzamiento desde la prueba nuclear. Se cree que la mayoría de los misiles tienen un alcance de unos 130 km.

La escalada de tensión tuvo poco impacto adicional en los mercados financieros, que ya se vieron sacudidos tras el ensayo nuclear. Los operadores dijeron que aunque el tono beligerante de Corea del Norte era inquietante, aún no era, sin confrontación militar, suficiente como para desalentar a los inversores.

Las dos Coreas han librado dos escaramuzas navales mortales en la disputada frontera marítima en los últimos 10 años y el Norte ha advertido de que pronto podría producirse otra.

"Nuestras fuerzas están observando estos movimientos (de los barcos de pesca chinos) con la opinión de que podrían ser señales que indiquen la posibilidad de la agresión de Corea del Norte", dijo el portavoz del Ministerio de Defensa, Won tae-jae.

Los enfrentamientos de 1999 y 2002 se produjeron en junio, el clímax de la temporada de cangrejos de tres meses, cuando las flotas de pesca se disputan los mejores lugares cerca de la disputada frontera marítima.

"Ahora que se está hablando de (...) una guerra total, los pescadores estamos preocupados", dijo el pescador de 48 años Kim Jae- sik, de la isla Yeonpyeong. "Hoy en día cuando salimos, sabemos que nos enfrentamos a peligros".

La isla está en la costa oeste, en aguas que el Norte reclama como propias pero que el Sur ha ocupado desde la guerra coreana.

El comando conjunto de las 28.500 tropas estadounidenses que respaldan a los 670.000 soldados de Corea del Sur ha elevado su alerta un grado para subrayar una seria amenaza de Corea del Norte. Se trata del mayor nivel de amenaza desde la única otra prueba nuclear del Norte en octubre de 2006.