Moscú cancelará una cita militar si la OTAN no suprime las maniobras en Georgia

  • Moscú, 20 abr (EFE).- Moscú, 20 abr (EFE).- El representante ruso ante la OTAN, Dmitri Rogozin, afirmó hoy que Rusia no asistirá a una reunión de los jefes de los estados mayores militares de ambas partes, si la Alianza no cancela las maniobras militares que planea realizar en Georgia.

Moscú, 20 abr (EFE).- Moscú, 20 abr (EFE).- El representante ruso ante la OTAN, Dmitri Rogozin, afirmó hoy que Rusia no asistirá a una reunión de los jefes de los estados mayores militares de ambas partes, si la Alianza no cancela las maniobras militares que planea realizar en Georgia.

"Si no se produce ninguna reacción (a las protestas rusas por los ejercicios) daremos algunos pasos. Puedo decir ya que la reunión de los jefes de los estados mayores de la OTAN y Rusia planeada para el 7 de mayo no tendrá lugar", declaró Rogozin, según la agencia Interfax.

Rogozin calificó de "provocación" el que la OTAN no cancelara esas maniobras, aunque hubieran sido planificadas tras la guerra ruso-georgiana de agosto pasado, en la que el Ejército ruso arrebató a Georgia las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjasia.

Al tiempo, admitió que sí tendrá lugar la reunión del Consejo OTAN-Rusia a nivel de embajadores convocada para el 29 de abril, una semana antes del comienzo de las maniobras aliadas en Georgia.

Esta será la primera vez que se va a celebrar un encuentro formal de este foro de diálogo entre los aliados y Rusia desde que se rompiera el diálogo bilateral por el conflicto de Georgia.

El objetivo será preparar una reunión ministerial que tendrá lugar la segunda quincena de mayo, como se decidió en la pasada cumbre de Estrasburgo.

Mientras, los ministerios rusos de Defensa y Asuntos Exteriores anunciaron que Moscú lleva a cabo unos ejercicios propios a gran escala en el Cáucaso Norte de Rusia y también en Abjasia y Osetia del Sur, donde ya había 3.800 soldados rusos en cada región.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, calificó de "miope" y peligrosa la decisión aliada de celebrar esas maniobras en Georgia, lo que en su opinión dificulta la reanudación del diálogo entre Rusia y la OTAN.

La Cancillería rusa declaró que las maniobras militares puestas en marcha por Moscú son de "carácter demostrativo y de advertencia" de cara al "revanchismo" georgiano, en alusión a posibles planes de Tiflis de reconquistar los entes secesionistas.

La OTAN anunció la semana pasada que realizará un simulacro de operación militar en Georgia entre el 6 de mayo y el 1 de junio, bajo el mando del jefe del cuartel general aliado en Madrid, el teniente general Cayetano Miró Valls.

Según el comunicado de la Alianza, 1.300 militares de diecinueve países, entre ellos España, realizarán en territorio georgiano el ejercicio "Cooperative Longbow 09".

Las maniobras, planeadas desde hace un año, tendrán lugar a veinte kilómetros al este de la capital georgiana, y estarán basadas en una operación ficticia comandada por la OTAN bajo mandato de la ONU.