Obama condiciona el escudo antimisiles a la voluntad iraní de desarrollar energía nuclear pacífica

PRAGA, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente estadounidense, Barack Obama, indicó hoy que el escudo antimisiles que Estados Unidos tiene previsto instalar en Polonia y República Checa está condicionado a la voluntad del Gobierno iraní de abandonar la amenaza "que supone su actividad nuclear y de misiles balísticos".

"Queremos que Irán obtenga el lugar que le corresponde en la comunidad de naciones, política y económicamente", aseguró Barack Obama durante un discurso en Praga. "Queremos apoyar el derecho de Irán a energía nuclear pacífica sujeta a inspecciones, y esa es una vía que la República Islámica puede adoptar", opinó.

En caso contrario, "el Gobierno iraní elegiría el aislamiento, presión internacional y una potencial carrera nuclear en la región, que aumentará la inseguridad de todos".

"La actividad nuclear y de misiles balísticos de Irán supone una amenaza no sólo para Estados Unidos, sino para los vecinos de Irán y sus aliados", añadió el presidente estadounidense, quien elogió la "valentía" de República Checa y Polonia "a la hora de albergar la defensa contra estos misiles" y aseguró que "mientras persista la amenaza iraní", el proyecto "seguirá adelante".

Con todo, Obama indicó que "cuando se elimine la amenaza iraní tendremos una base de seguridad más sólida, y la fuerza motriz para la construcción de una defensa de misiles en Europa será eliminada".