Seúl rebaja a dos los misiles de corto alcance lanzados el lunes por Pyongyang

SEÚL, 27 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Defensa surcoreano aclaró hoy que las autoridades norcoreanas lanzaron el lunes dos misiles de corto alcance y no tres como inicialmente se había notificado, lo que elevaría a cinco y no a seis los probados hasta la mañana de hoy.

Los lanzamientos en cuestión se realizaron desde la costa este apenas después del segundo ensayo nuclear de Pyongyang en tres años. "Ahora son dos el lunes y tres en martes", explicó el portavoz ministerial Won Tae Jae, en una breve comparecencia ante la prensa recogida por la agencia Yonhap. Seúl retiró así un lanzamiento inicialmente notificado a mediodía del lunes.

Won rehusó aclarar a qué se debió este fallo de los servicios de inteligencia, pero fuentes consultadas lo achacaron a la confusión entre una operación experimental y un disparo real.

Hasta hoy, el último de los lanzamientos de un misil de corto alcance tuvo lugar a última hora de ayer desde la costa este y no trascendió hasta horas después. Sin embargo, el Gobierno surcoreano teme que esta escalada aún no haya concluido y en las próximas horas o días se produzcan nuevos ensayos. En concreto, la prohibición a la circulación de buques en la coste oeste puede anticipar la preparación también en esta área de proyectiles de corto alcance.

En 2006, el primer ensayo nuclear fue seguido por el lanzamiento de siete misiles, entre los cuales figuró uno de largo alcance. Corea del Norte, que a principios de abril probó aparentemente su proyectil más sofisticado, tendría almacenados alrededor de 800 misiles.

MANIFESTACIÓN DE APOYO

Aparentemente ajenos a las incesantes críticas de la comunidad internacional, los dirigentes y población norcoreanas siguen viendo como un éxito las últimas acciones del país asiático. Los medios oficiales informaron hoy de una marcha de apoyo organizada en Pyongyang para celebrar el segundo y "exitoso" ensayo nuclear, realizado el lunes de forma subterránea.

Al parecer la manifestación tuvo lugar ayer, un día después de esta controvertida prueba. Las autoridades norcoreanas suelen utilizar este tipo de concentraciones, tanto en la capital como en otras ciudades de Corea del Norte, como un método de propaganda y unidad interna. De hecho, también se convocaron después del lanzamiento del supuesto misil en abril de este año.

El secretario del comité central del Partido de los Trabajadores surcoreano, Choe Thae Bok, insistió en declaraciones a la agencia oficial KCNA en la indiferencia de Pyongyang ante cualquier posible sanción o amenaza militar extranjera. En este sentido, destacó que el test nuclear "fue una gran empresa para proteger los intereses supremos de Corea del Norte y defender la dignidad y la soberanía del país y la nación contra la incesante amenaza imperialista de Estados Unidos".