Ucrania pide entrar en la OTAN porque lo considera la única garantía de seguridad

  • Cracovia (Polonia), 20 feb (EFE).- El ministro ucraniano de Defensa, Yuri Yekhanurov, insistió hoy en pedir la entrada de su país en la OTAN, porque a su juicio esta es "la única organización que garantiza la seguridad euroatlántica".

Ucrania pide entrar en la OTAN porque lo considera la única garantía de seguridad

Ucrania pide entrar en la OTAN porque lo considera la única garantía de seguridad

Cracovia (Polonia), 20 feb (EFE).- El ministro ucraniano de Defensa, Yuri Yekhanurov, insistió hoy en pedir la entrada de su país en la OTAN, porque a su juicio esta es "la única organización que garantiza la seguridad euroatlántica".

Yekhanurov reiteró así su vocación atlantista (aunque dos de cada tres ucranianos no están de acuerdo, según los sondeos) antes de comenzar la comisión OTAN-Ucrania, en los márgenes del Consejo informal de ministros de Defensa aliados que finaliza hoy en Cracovia (Polonia).

La OTAN niega de momento el Plan de Acción para la Adhesión (MAP) a Ucrania y su vecina Georgia, con la que también celebrará una reunión hoy.

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, aseguró por su parte que la organización "continúa dispuesta a ayudar a Ucrania a adoptar reformas en sus estructuras de seguridad y defensa".

El secretario general recordó que la de hoy es la cuarta reunión del Consejo desde que la OTAN decidió, el pasado abril en Bucarest, "incrementar el apoyo al proceso de reformas de Ucrania, para así ayudarle en sus progresos hacia la Alianza".

Sin embargo, aquella cita fue un revés para los intereses atlantistas de los gobiernos de Ucrania y Georgia, y para Estados Unidos y los países europeos del este, que presionaron hasta donde pudieron para dar el estatus de candidato a ambas repúblicas.

Pero la férrea oposición rusa a la expansión aliada hasta sus fronteras se vio favorecida por la postura de Alemania, Francia, Italia y España, para los que Georgia y Ucrania siguen sin estar preparadas para dar un paso más hacia la OTAN.

Esta sensación se acrecentó tras la guerra relámpago del pasado agosto entre Georgia y Rusia, que desembocó en la separación de Abjasia y Osetia del Sur.