El ex presidente Toledo dice que "es una ironía" que Keiko Fujimori sea candidata pero aclara que "tiene derecho"

Toledo asegura que el "populismo autoritario" es un problema que afecta actualmente a América Latina

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El ex presidente de Perú Alejandro Tolero (2001-2006) dijo hoy que "es una ironía" que Keiko Fujimori, hija del ex mandatario Alberto Fujimori, sea candidata para las elecciones generales a celebrarse en el año 2011, aunque aclaró que "tiene todo el derecho a serlo" porque "en una democracia todo está permitido".

Toledo, quien asumió el poder en 2001 poniendo fin a una década de Gobierno fujimorista, actualmente analiza la posibilidad de aspirar por segunda vez a la presidencia en el año 2011 con su partido Perú Posible, aunque esta decisión aún no ha sido tomada oficialmente.

No obstante, recordó que la coalición que lo acompañó en ese momento, que contó con el apoyo de más del 50 por ciento de los votantes, permitió "limpiar la mesa para acabar con una dictadura autoritaria y restablecer la democracia, la misma democracia que ahora permite a Keiko Fujimori" ser candidata. "Es una ironía pero en democracia todo está permitido y yo creo que tiene todo el derecho", dijo Toledo a Europa Press.

La mayoría de las encuestas divulgadas en Perú dan como favorita a la hija de Fujimori, pese a que el ex mandatario fue condenado en abril a 25 años de prisión por violación a los Derechos Humanos durante su Gobierno. A este respecto, Toledo aclaró que esos sondeos se realizan en su mayoría en Lima, sin tomar en cuenta el resto de las ciudades del país.

POPULISMO AUTORITARIO

Toledo alertó de que actualmente en América Latina "hay un problema de populismo autoritario" que puede, de alguna manera, obstaculizar el crecimiento del continente porque ha enfrentado la pobreza "regalando el pescado a los pobres en vez de darle el derecho de aprender a pescar".

Así, se refirió al caso del mandatario venezolano, Hugo Chávez, quien ha "pretendido exportar su populismo" hacia otros países del continente. "Yo no tengo problema de que Chávez sea presidente de los venezolanos, lo que no le permito es que intervenga en los asuntos interno de Perú y de otros países", subrayó al acotar que "a él lo han elegido para ser presidente de Venezuela y no de América Latina".

De esta manera, comentó que una de las preocupaciones del Centro Global para el Desarrollo y la Democracia, que actualmente preside, es el área social como un factor determinante que "garantice que el crecimiento continúe y para evitar que la pobreza aumenta y caiga en la tentación de unirse a ese populismo autoritario".

A su juicio, la fórmula para lograr salir con éxito de esta situación está en los Estados latinoamericanos y en su decisión de "implementar políticas sociales deliberadas intencionalmente para llegar a los más pobres y así jalarle la alfombra al populismo autoritario".

MONITOREO SOCIAL

Toledo, quien se encuentra de visita en Madrid, explicó que el Centro Global para el Desarrollo y la Democracia comenzará a realizar un "monitoreo" en todos los países de Latinoamérica para medir "cuantitativamente" los avances que han tenido los Gobiernos en el área social.

Este estudio se realizará durante los próximos 20 años y cuenta con el apoyo de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), organismo con el que ayer, jueves, firmó un convenio institucional en la capital española "para trabajar juntos en programas sociales en América Latina que permitan hacer una convergencia entre el crecimiento económico y las políticas sociales deliberadas para los pobres".

El objetivo es poder construir una "Agenda Social de la Democracia para América latina" que contemple la "aplicación de políticas sociales que amortigüen los efectos de la crisis", pues considera que "el crecimiento económico es indispensable, pero es insuficiente".

Así, Toledo advirtió de que la "crisis va a golpear a todos y no hay país en el mundo que sea inmune", por tanto, es necesario que el continente tenga "políticas explícitas para proteger ese ejército de desempleados que caen mas al fondo con la crisis" y que ya en América Latina suman más de 5,5 millones de nuevos parados.

De los primeros monitoreos que realice la fundación, en base a los resultados obtenidos por las naciones latinoamericanas en el año 2008, se realizará una lista de recomendaciones que serán entregadas a todos los presidentes que asistan a la Cumbre Iberoamericana a celebrarse en Portugal el próximo mes de noviembre.

El Centro Global para el Desarrollo y la Democracia cuenta con el respaldo de unos 20 ex mandatarios del mundo entre ellos el ex presidente del Gobierno español Felipe González, quien forma parte del Consejo Consultivo Internacional. También figuran los ex mandatarios de México, Vicente Fox, de Francia, Jaques Chirac, y de Argentina, Fernando de la Rúa, entre otros, comentó Toledo.