Ruiz-Domènec aporta en un libro una visión novedosa de los orígenes de España

  • Barcelona, 18 mar (EFE).- El historiador granadino José Enrique Ruiz-Domènec aporta en su última obra, "España, una nueva historia", una visión novedosa de los orígenes del país con la que el autor sostiene que se puede explicar su realidad actual y ayudar a salir de la crisis económica.

Ruiz-Domènec aporta en un libro una visión novedosa de los orígenes de España

Ruiz-Domènec aporta en un libro una visión novedosa de los orígenes de España

Barcelona, 18 mar (EFE).- El historiador granadino José Enrique Ruiz-Domènec aporta en su última obra, "España, una nueva historia", una visión novedosa de los orígenes del país con la que el autor sostiene que se puede explicar su realidad actual y ayudar a salir de la crisis económica.

En una entrevista concedida a Efe, Ruiz-Domènec reconoce que "hablar hoy de España no es fácil, porque es algo más que una realidad política, un capricho geográfico o la provincia creada en la península por los romanos".

El autor ha intentado aplicar a España la metodología de la "Nueva Historia", que aprendió en los años 70 con su maestro Georges Duby, y el resultado es "una historia narrativa que puede leer un taxista y un catedrático de historia", que se sustenta sobre una serie de fechas clave, como mojones kilométricos, desde el desembarco de Publio Cornelio Escipión en la Tarraconense (211 aC) hasta el final de la Guerra Civil española en 1939.

Esta visión novedosa de la Historia de España destaca que no han sido las "estructuras políticas", las "clases sociales" ni las "crisis económicas" las que han dado forma a España, sino las decisiones de gobierno, algunas batallas cruciales o, y esto también es novedoso, el arte y la literatura.

Con capítulos específicos, Ruiz-Domènec se adentra en esas fechas importantes (211 aC, 711, 1212, 1492, 1714, 1808, 1898 y 1936), sobre las que se articulan los restantes capítulos, agrupados en cuatro períodos históricos: el mundo clásico (211 aC-711), la Edad Media (711-1492), la Edad Moderna (1492-1808) y la Edad Contemporánea (1808-1939).

Se trata, comenta el historiador, de fechas que "forman parte de la memoria social de la gente y que no se debe dejar que los 'aficionados' se apropien de ellos, porque se pueden llegar a decir barbaridades, como pretender una analogía entre el 711, con la llegada de los árabes, y el 11-S".

Ruiz-Domènec percibe los "balbuceos" de lo que será España ya en el Principado de Asturias o en los condados catalanes: "ellos no son conscientes, pero el historiador ve un germen de una futura civilización llamada España".

Y añade que "la fronteras se fijan antes del siglo VIII, con el mundo visigótico, cuando hay una articulación de España en un eje noreste-sudoeste y otro noroeste-sudeste, que se cruzan aproximadamente en el centro, en Toledo".

En uno de esos ejes se sitúan ciudades claves como Montpellier, Tarragona, Toledo y Sevilla, "una idea visigótica que no por casualidad coincide con la línea actual del AVE".

En cambio, en el mundo romano, las ciudades matrices se encuentran en la periferia: Barcelona, Tarragona, Valencia, Alicante, Almería, Cádiz, Lisboa, Vigo, A Coruña, Castro Urdiales.

"España, una nueva historia" (Editorial Gredos) pretende aportar además luz al actual debate sobre cómo se puede salir de la crisis económica que vive España. "Hasta ahora han hablado sociólogos, antropólogos, economistas, pero no historiadores y pueden proporcionar elementos interesantes al debate", subraya.

Para Ruiz-Domènec, "la única manera de salir de la crisis es el consenso, un consenso que ya está presente en el rey visigodo Recaredo, cuando se debate entre la tradición romana y la goda, pero hoy el consenso es difícil porque en la mesa de negociación ha de haber muchas voces por la dinámica histórica y el deseo de la gente".

España, asegura el historiador, "debe romper con esa tendencia a alejarse de su propia dinámica y de Europa, y pensar que ahora vivimos más cerca del futuro que del pasado".

Las soluciones del futuro, agrega, se encuentran en el pasado, en la historia y "si le das la espalda a la historia como los espartanos y los atenienses, entonces surgirán los macedonios".

Como único representante español en la comisión de historiadores de la Unión Europea que preside Eric Hobsbawn, Ruiz-Domènec trabaja junto a investigadores como Jacques Le Goff, Carlo Ginzburg o Gabor Klaniczay en determinar "qué nos une y qué nos puede unir en el futuro a los europeos para enseñar una Historia de Europa de los 27".