Cientos de personas firman el manifiesto de Madrid a favor de la libertad en Cuba

  • Madrid, 12 feb (EFE).- Cientos de personas, entre ellos artistas como Alejandro Sanz, se han adherido al manifiesto que Zoe Valdés leyó en la protesta celebrada en Madrid en defensa de la libertad en Cuba y cuyas firmas serán enviadas al Gobierno de ese país, según informó hoy la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad.

Madrid, 12 feb (EFE).- Cientos de personas, entre ellos artistas como Alejandro Sanz, se han adherido al manifiesto que Zoe Valdés leyó en la protesta celebrada en Madrid en defensa de la libertad en Cuba y cuyas firmas serán enviadas al Gobierno de ese país, según informó hoy la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad.

La concentración tuvo lugar el pasado 31 de enero en Madrid y a ella acudieron miembros de las asociaciones de exiliados cubanos y dirigentes del Partido Popular, el principal de la oposición en España, que se concentraron en favor de la libertad con motivo del 50 aniversario de la Revolución liderada por Fidel Castro.

Los convocantes del acto, cuyo lema era "Cuba: medio siglo sin libertad", fueron la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad y la Asociación Española Cuba en Transición.

La escritora cubana en el exilio Zoe Valdés fue la encargada de leer un texto que se pasó a denominar "Manifiesto de Madrid", que reivindica la instauración de la democracia en Cuba y el fin de la dictadura castrista.

Tras la concentración Valdés decidió colgar en su blog el citado manifiesto, al que en tan solo una semana se adhirieron cientos de personas a través de sus comentarios, según informó hoy la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad, uno de los convocantes.

Entre ellos destacan artistas, escritores e intelectuales, como Alejandro Sanz, Rosa Montero, Olga Guillot, Willy Chirino, Jaime Bayly, Carlos Eire o Carlos Alberto Montaner, entre otros.

Las numerosas firmas motivaron que los convocantes de la protesta habilitaran una página web para sumarse al manifiesto.

El objetivo de la recogida de firmas, explican las asociaciones, es enviarlas al Gobierno de Cuba, al que exigen que "abra las cárceles, permita que los cubanos ejerzan sus derechos, expresen sin más dilación sus preferencias políticas y le dé paso a la inevitable transición hacia la democracia, que sean los propios cubanos soberanamente los que decidan sobre su destino".

También se lo harán llegar a los gobiernos de España, Francia y nacionalidades de los firmantes con la petición de que "denuncien vigorosamente los crímenes de esa tiranía, apoyen explícitamente a la oposición democrática cubana y demanden con energía la libertad de todos los cubanos".