Cuba dice que podría tener que "reeducar" a los turistas de EEUU

LA HABANA (Reuters) - Cuba podría tener que "reeducar" a los turistas de Estados Unidos que llegan con una visión distorsionada debido a medio siglo de confrontaciones, si ese país libera los viajes a la isla como parte del nuevo clima de distensión, dijo el miércoles la prensa estatal.

Una columna publicada en Juventud Rebelde, diario de la Unión de Jóvenes Comunistas, dijo que Cuba deberá explicar las ventajas del sistema socialista que Estados Unidos ha intentado socavar.

"Muchos de los que pudieran recuperar sus derechos y viajar a Cuba vendrán confundidos, engañados, manipulados y habremos de reeducarlos; mostrarles el extraordinario país que somos, con orgullo, sin avergonzarnos de las heridas, dignos", afirmó.

El embargo comercial que Estados Unidos aplica desde hace 47 años contra Cuba y otras sanciones prohíben a los estadounidenses visitar la isla, ubicada a sólo 145 kilómetros del estado de Florida.

El presidente estadounidense, Barack Obama, suavizó en marzo las restricciones para los viajes de los cubano estadounidenses y, según la prensa, se dispone ahora a eliminarlos completamente dentro del clima de distensión entre los enemigos de la Guerra Fría.

Además, congresistas de los partidos Demócrata y Republicano han llevado al Senado y a la Cámara de Representantes proyectos de ley para liberar las visitas de estadounidenses.

Juventud Rebelde criticó también al diario español El País por decir que a las autoridades cubanas le inquietan las posibles consecuencias ideológicas de una avalancha de turistas estadounidenses.

El diario citó esta semana una columna publicada en junio pasado por el dirigente cubano Armando Hart, que dijo que la candidatura de Obama abría una nueva etapa en el "combate ideológico" entre Cuba y Estados Unidos, y la isla debía prepararse culturalmente.

Al respecto, Juventud Rebelde expresó: "Blandiremos razones, argumentos, verdades como templos que nada ni nadie puede ocultar y, de paso, les descubriremos buena parte de un mundo que les ha sido vetado".

El comentario llega después de una visita a Cuba de un grupo de congresistas demócratas estadounidenses, que tras reunirse con el presidente Raúl Castro y su hermano Fidel recomendaron a Obama pasar la página de la confrontación y dialogar con La Habana.