Exiliados piden la libertad de los presos políticos antes de negociar con Cuba

  • Miami (EE.UU.), 5 abr (EFE).- Europa, EE.UU. y Latinoamérica deben exigir al régimen de La Habana la libertad incondicional de los presos políticos antes de iniciar cualquier negociación para propiciar cambios en la isla caribeña, dijeron hoy varios activistas cubanos.

Exiliados piden la libertad de los presos políticos antes de negociar con Cuba

Exiliados piden la libertad de los presos políticos antes de negociar con Cuba

Miami (EE.UU.), 5 abr (EFE).- Europa, EE.UU. y Latinoamérica deben exigir al régimen de La Habana la libertad incondicional de los presos políticos antes de iniciar cualquier negociación para propiciar cambios en la isla caribeña, dijeron hoy varios activistas cubanos.

La petición a la comunidad internacional fue aprobada en el primer Congreso del Presidio Político Cubano, que concluye hoy en Miami (Florida) con la participación de cerca de 800 ex presos políticos cubanos residentes en EE.UU., España, Puerto Rico y Venezuela.

"Estamos en contra de cualquier negociación que busque la legitimación de la dictadura cubana, creemos que cualquier negociación para emprender cambios tiene que estar precedida por la libertad incondicional de todos los presos políticos", dijo a Efe Angel De Fana, integrante de la comisión organizadora del congreso.

Existen alrededor de 300 presos políticos en la isla, un número que se ha mantenido desde que el presidente Raúl Castro asumió las riendas del poder tras la enfermedad de su hermano Fidel, según cifras suministradas por el activista cubano.

"El reclamo a la comunidad internacional es que se coloque al lado del pueblo cubano, que reconozca a la oposición y que no se ponga del lado de la dictadura", enfatizó De Fana, director de la organización de ex presos políticos "Plantados hasta la libertad".

Recalcó que el régimen tiene que respetar los derechos de los cubanos y en un proceso de negociaciones debe cumplir ese requisito.

Este planteamiento formará parte de la declaración final del congreso, que será remitida "a todos los Gobiernos del mundo".

Durante el congreso, dos de los principales asuntos tratados fueron la Cuba del futuro y qué mecanismos se deben utilizar para instaurar en la isla un sistema democrático, de libre empresa, de respeto a la soberanía y a los derechos humanos.

Para alcanzar ese objetivo a través de una lucha cívica y pacífica, según lo debatido, el exilio debe establecer una mejor coordinación y mayor apoyo a la disidencia interna.

Entre los asistentes estaban el anticastrista Luis Posada Carriles, el ex comandante de la revolución cubana Huber Matos y varios de los disidentes detenidos en la ola represiva del 18 de marzo de 2003 conocida como "Primavera Negra".

Desde Cuba, vía telefónica y por Internet, participaron Marta Beatriz Roque y Vladimiro Roca, de la plataforma disidente Agenda para la Transición, y Jorge Luis García Pérez, conocido como Antúnez, quien estuvo 17 años en prisión y recientemente terminó una huelga de hambre de 25 días para exigir que concluyan los maltratos a los presos.

Antúnez planteó la importancia de que la opinión pública internacional entienda que en Cuba los presos políticos no son solo los 75 detenidos en la "Primavera Negra", condenados a penas de hasta 28 años de cárcel y de los que 55 aún permanecen en prisión.

Recordó que hay más presos y que algunos de ellos están en prisión desde hace más de diez años.

"No es justo que cuando los medios de comunicación internacionales hablen sobre el tema solo se refieran a los 75", agregó Antúnez, cuyo planteamiento fue aprobado por el pleno del congreso.

Roque, por su parte, se refirió al futuro de Cuba y a principios que sustentan la democracia como el respeto a los derechos humanos, libertad de pensamiento y de opinión, soberanía y elecciones libres, entre otros aspectos.

Huber Matos propuso fundar el "Museo Cubano de la Verdad Histórica" cuando haya democracia en la isla, para divulgar qué ocurrió durante este "prolongado y convulso proceso llamado 'Revolución Cubana'".

"Nadie en la historia del continente americano, y probablemente del mundo, ha tenido más éxito que Fidel Castro y su hermano en vender la mentira como verdad y usar el terror dosificado como instrumento de precisión para destruir las instituciones republicanas, despojar al pueblo de todos sus derechos y usarlo como comparsa politiquera", afirmó.

Según Matos, en el museo se mostrarían detalles sobre lo sucedido en hechos como la invasión a Bahía de Cochinos en 1961 o el llamado acuerdo Kennedy-Kruschev, que puso fin a la crisis de los misiles en 1962.

También el "rol de Cuba como santuario de ETA y de todos los bandidos que siembran luto y destrucción bajo el camuflaje de revolucionarios, incluyendo a la narcoguerrilla colombiana".

El congreso aprobó por unanimidad la propuesta de Matos, ex jefe militar que renunció en 1959 por sus diferencias con el proceso revolucionario cubano y que fue juzgado por "traición" y condenado a 20 años de cárcel.