La Declaración Institucional de Coprepa 2009 pide que el Tratado de Lisboa entre en vigor "lo antes posible"

Expresan su compromiso a iniciar acciones que informen y sensibilicen a la ciudadanía sobre la importancia de las elecciones europeas

CARTAGENA (MURCIA), 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asamblea Regional de Murcia, Francisco Celdrán, leyó hoy en Cartagena la Declaración Institucional de la Conferencia de Presidentes de los Parlamentos Autonómicos (Coprepa) 2009, bajo el título 'Parlamento, Regiones y Europa', en la que desean que el Tratado de Lisboa entre en vigor "lo antes posible".

Los presidentes de parlamentos autonómicos se comprometieron a aprovechar "las mejoras que en él se han introducido" y así hacer una "Unión Europea más democrática y transparente, con métodos de trabajo más eficaces, una Europa de derechos y valores, de libertad, solidaridad y seguridad".

En este sentido, reconocieron que, aún siendo "conscientes" de la complejidad del proceso de construcción europea, entre otras cosas por el número de Estados que lo conforman, están convencidos de la necesidad de "seguir profundizando en el proceso de integración entre los Estados vinculando a los ciudadanos".

Asimismo, pidieron que se haga efectiva la aplicación del sistema de "alerta temprana" establecida por el 'Protocolo sobre la aplicación de principios de subsidiariedad y proporcionalidad' que se aprobó junto con el Tratado de Lisboa y que permite a los parlamentos nacionales la emisión de dictámenes sobre la conformidad de actos legislativos de la Unión con el principio de subsidiariedad.

Al tiempo que vieron "con satisfacción" que el plazo para emitir esos dictámenes se haya elevado a ocho semanas. Además, abogaron por que el procedimiento que tiene que establecer cada uno de los Estados para emitir esos dictámenes garanticen el papel de los parlamentos regionales con competencias legislativas.

Otro asunto que se destaca en la Declaración institucional leída hoy por Celdrán es el hecho de que los Estados y el Comité de las Regiones puedan interponer ante el Tribunal de Justicia de la Unión recursos por violación del principio de subsidiariedad.

De igual forma, suscribieron los nuevos objetivos de reforzar y optimizar las capacidades de la Unión en el marco de una Política Europea de Seguridad renovada, respetuosa con los principios de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y las decisiones del Consejo de Seguridad.

En el año europeo de la creatividad y la innovación esperaron "con optimismo" los trabajos del Grupo de Reflexión Independiente y su informe final de junio de 2010. En este sentido, señalaron que estudiarán las respuestas que en él se den a cuestiones claves como el fortalecimiento del modelo económico y de la responsabilidad para hacer una Unión más fuerte financieramente y de cómo estar más en contacto con los ciudadanos y responder a sus expectativas, inquietudes y necesidades.

COMPROMISOS

Por todo lo anterior, se comprometieron a poner en marcha acciones de sensibilización entre los ciudadanos para transmitir lo que el principio de subsidiariedad representa y sobre el significado del nuevo derecho de iniciativa ciudadana.

También pedirán a las Cortes Generales que utilicen "con generosidad y sabiduría" el procedimiento de consulta a los parlamentos autonómicos que tengan competencias legislativas que se han previsto en el texto revisado del 'Protocolo sobre la aplicación de principios de subsidiariedad y proporcionalidad'.

Además, le solicitarán formalmente que articulen el sistema necesario para que sea tenida en cuenta la posición de los parlamentos regionales en los recursos por violación del principio de subsidiariedad que el Gobierno pueda plantear ante el Tribunal de Justicia de la Unión.

Otro compromiso que adquirieron fue el de poner en marcha acciones que informen y sensibilicen a la ciudadanía sobre la importancia de las elecciones al Parlamento Europeo. Así como, implicar a las instituciones parlamentarias autonómicas en el esfuerzo de la Unión Europea para alcanzar el objetivo de reducir un 20 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero en 2020.

Finalmente, destacaron la necesidad de fomentar la colaboración y cooperación de todas las instituciones y de la sociedad en general, para que las medidas que se pongan en práctica contribuyan a resolver los problemas que afectan a los ciudadanos.