Obama eliminará las trabas a los viajes familiares a Cuba

Obama eliminará las trabas a los viajes familiares a Cuba

Obama eliminará las trabas a los viajes familiares a Cuba

WASHINGTON (Reuters) - En una medida que podría anunciar una mejora en las relaciones entre dos rivales de la Guerra Fría, la Administración Obama planea abolir los límites a los viajes familiares y envío de remesas entre Estados Unidos y Cuba, informó el viernes el diario Wall Street Journal.

El presidente Barack Obama ha decidido cumplir una promesa de campaña y permitir que los cubanoestadounidenses y los inmigrantes cubanos visiten libremente a sus familias y les envíen dinero a la isla de gobierno comunista, según un responsable de alto rango de la Administración.

Un responsable de la Casa Blanca confirmó las intenciones de levantar las restricciones, pero dijo que la medida no era una nueva declaración de política y que tampoco es inminente.

"La Administración ha dicho que nuestra política hacia Cuba está siendo revisada y el presidente ha declarado que hay una sensación de que las restricciones a las visitas a familiares y envío de remesas deberían levantarse", dijo el responsable a Reuters.

"Nuestra atención sigue centrada en la necesidad de reformas democráticas y los derechos humanos" en Cuba, añadió.

La eliminación de los límites a los viajes familiares y el envío de remesas en efectivo permitiría que los cubanos que viven en Estados Unidos viajen libremente a la isla, en lugar de una vez al año como ocurre en la actualidad.

También retiraría el límite de 1.200 dólares (890 euros) en efectivo por persona al envío de remesas a Cuba.

"Esta es una buena medida humanitaria que honra el derecho de los cubanoestadounidenses a visitar y ayudar a sus familiares como estimen conveniente", dijo el experto sobre Cuba Phil Peters, del Lexington Institute.

"Pero crea una clase de estadounidenses que pueden viajar a Cuba cuando quieran, así que supondrá un empuje en el Congreso sobre el levantamiento de las restricciones los demás estadounidenses, que tienen derecho de viajar también", afirmó.

El diario Wall Street Journal dijo que la medida probablemente tenía por objetivo indicar una nueva actitud tanto hacia Cuba como a otros países latinoamericanos que han presionado a Washington para que ponga fin al embargo comercial que ha buscado aislar a La Habana durante más de cuatro décadas.

VIAJES Y REMESAS

Durante la campaña presidencial del año pasado, Obama se mostró a favor de reducir este tipo de restricciones familiares, pero dijo que no eliminaría el embargo comercial hasta que Cuba muestre avances hacia la democracia y la defensa de los derechos humanos.

El Congreso de Estados Unidos está evaluando proyectos de ley que levantarían las prohibiciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba, que entraron en vigor junto a otras sanciones a comienzos de la década de 1960 cuando la revolución de Fidel Castro convirtió a la isla en un aliado de la Unión Soviética.

Obama se reunirá con líderes latinoamericanos en una cumbre en Trinidad y Tobago este mes.

El Wall Street Journal dijo que Obama no está considerando ningún acercamiento diplomático hacia Cuba, donde Fidel Castro dejó el poder por una enfermedad no revelada y fue reemplazado el año pasado en la presidencia por su hermano Raúl Castro.

Legisladores estadounidenses, que creen cada vez en mayor número que el embargo ha sido ineficaz en su propósito de motivar cambios políticos en Cuba, han tomado la iniciativa en el tema de las relaciones.

Miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos llegaron el viernes a La Habana para reunirse con funcionarios cubanos en una señal de los crecientes esfuerzos por mejorar las relaciones.

La representante Barbara Lee dijo que el grupo de siete demócratas quiere sencillamente "ver cuáles son las posibilidades" y llevar un mensaje de Obama sobre las propuestas para los cubanos.

"Estamos aquí para aprender y hablar", dijo a los periodistas.

La delegación del Congreso es la primera de Estados Unidos que visita Cuba desde que Obama asumió su cargo en enero.

"El cambio está en el aire y nuestro presidente, por supuesto, habla muy claramente sobre las relaciones bilaterales con todos los países del mundo", añadió Lee.

(Información de Anthony Boadle; Información adicional de Jeff Franks en La Habana y David Alexander en Washington. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Juan Atxutegi en la Redacción de Madrid; + 34 915858341; madrid.online@thomsonreuters.com))