Oswaldo Payá pide a La Habana no utilizar los derechos de los cubanos como una respuesta a los gestos de EEUU

Denuncia la falta de libertad de los cubanos de la isla porque no pueden salir ni entrar del país sin autorización expresa

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El disidente cubano Oswaldo Payá pidió hoy a la comunidad internacional que no se olviden los derechos fundamentales de la población de la isla, que no puede salir del país sin una autorización expresa del Gobierno, pero consideró que La Habana le debe estos derechos al pueblo y que no sólo deben ser una respuesta a los gestos que pueda hacer Estados Unidos.

Así se refirió Payá a la medida anunciada ayer por la Casa Blanca de levantar todas las restricciones de viaje a Cuba y permitir el envío de remesas a la isla, así como un conjunto de medidas para facilitar las comunicaciones entre ambos lados del estrecho de Florida.

Después de todas las reacciones positivas lanzadas desde la comunidad internacional, el disidente lamentó, en declaraciones a Europa Press desde La Habana, la "hipocresía que hay en el mundo" con respecto a Cuba porque "da mucha importancia a esta decisión", pero los países "se olvidan del mal mayor, y es que los cubanos no pueden entrar ni salir libremente" de la isla.

Por lo tanto, Payá recordó que el cubano es "un pueblo dividido físicamente" y que vive "dependiente de las ayudas" que mandan las familias que han emigrado, por lo que denunció que el Gobierno de Raúl Castro y antes de Fidel Castro "explotan ese sentimiento familiar y humanitario de los que están fuera". "Los que no cuentan con esa ayuda viven de la pobreza", añadió.

De este modo, el líder opositor señaló que el régimen "le debe" unos derechos al pueblo que no pueden ir sujetos a las medidas que establezca Estados Unidos, sino por el mero hecho de que se trata de "seres humanos".

Payá consideró que la medida anunciada por Washington es un "paso positivo" porque "respeta el derecho de los cubanos para viajar a la isla. "Todo lo que contribuya a la distensión contribuye a la paz", manifestó.

Sin embargo, opinó que el embargo sobre la isla que mantiene Estados Unidos desde hace más de 40 años "tiene que ser levantado sin condiciones porque no es la solución", pero remarcó que el mayor daño que sufren los cubanos sigue siendo la "falta de derechos".

"Estados Unidos debe dar estos pasos porque son buenos y justos en sí mismos, pero no se debe justificar la falta de derechos en Cuba basándose en la política norteamericana", subrayó el disidente.