Un sondeo sitúa a los laboristas como tercera opción en la Eurocámara tras conservadores y euroescépticos

LONDRES, 30 (EUROPA PRES)

El Partido Laborista británico, encabezado por el primer ministro Gordon Brown, encara las elecciones europeas del 7 de junio sin garantías en vista de que el respaldo popular no cesa de mermar y el laborismo figura en un sondeo publicado hoy por 'The Times' como tercera opción política, tras conservadores y euroescépticos.

El escándalo de los abusos en los gastos, que ha afectado al partido gobernante y al principal de la oposición, se ha traducido en una reducción del porcentaje de apoyo para ambos, pero el Partido Laborista es el que se lleva la peor parte. Así, la encuesta sólo le otorga un 19 por ciento de los votos, frente al 30 que obtendría el Partido Conservador de David Cameron y el 19 por ciento del Partido Independencia (UKIP).

Esta última formación, que ni siquiera cuenta con presencia en la Cámara Baja del Parlamento, ha visto como el escepticismo respecto a la UE ganaba adeptos, hasta ascender en los últimos meses 13 puntos porcentuales. En cambio, el Partido Liberal-Demócrata confirmaría su caída en los próximos comicios si se cumple lo dicho por la encuesta, que calcula la fuga de votos en ocho puntos, hasta dejar el porcentaje de apoyo en el 12 por ciento.

Los laboristas tampoco salen mejor parados en el sondeo relativo a las próximas elecciones parlamentarias, previstas inicialmente para junio del próximo año, ya que en ellas la formación del 'premier' puede lograr el peor resultado de su historia. Los conservadores obtendrían el 41 por ciento de los sufragios, casi el doble que el Partido Laborista, que vuelve a caer, en este caso cinco puntos, hasta el 21 por ciento.

BROWN, EL PEOR PARADO

La crisis económica ya había dañado la visión que los británicos tenían de su Gobierno, pero el escándalo de los gastos de los parlamentarios ha terminado por darle la puntilla.

El 35 por ciento de los entrevistados por la encuesta de Populus para 'The Times' considera que los laboristas han salido peor parados que sus compañeros de Parlamento en esta crisis, frente al siete por ciento que sitúa como más perjudicados a los conservadores. La mitad de los encuestados, no obstante, reparten los daños a partes iguales.

En el caso de los líderes, el 62 por ciento respondió que Brown se ha visto más afectado por los últimos escándalos, mientras que sólo el 5 por ciento piensa lo mismo de Cameron. Por su parte, uno de cada cuatro entrevistados ven a ambos líderes igual de perjudicados políticamente.